2019, el año en el que el humor de TikTok invadió Twitter

Compartir:
Cada vez hay más vídeos de la app china que viralizan en otras redes sociales

Fabio Mufañas, más conocido como @fabiomnz en TikTok, subió a esta plataforma un vídeo de su abuela el 3 de octubre. Era “como otros que hago, sin pensar nada en especial”, dice a Verne, el suplemento de El País, por teléfono. En la escena se puede ver cómo su abuela intenta no prestar atención a lo que dice su nieto, mientras cocina albóndigas. Modificado con efectos, este cómico clip alcanzó una gran difusión en otras redes. “Mis amigos me dijeron que en Twitter llevaba un millón de reproducciones y dije que no podía ser”, cuenta este creador de contenido de 18 años. Pero el momento cumbre fue cuando “lo retuiteó Bad Bunny y me di cuenta de lo que se estaba moviendo, yo enloquecí”.

Que el contenido se difunda en redes distintas a aquellas para las que había sido creado no es nuevo: Facebook está lleno de pantallazos de Twitter, Instagram se nutre en ocasiones de YouTube… A lo largo de 2019 ha destacado la gran cantidad de vídeos en Twitter que proceden de TikTok. También hay muchos vídeos de TikTok que circulan por Instagram, pero en Twitter alcanzan una difusión mucho mayor. Al final del artículo puedes ver varios ejemplos.

Esta red social china ha tomado el relevo de otras plataformas para menores de 30 años. El perfil del usuario medio, tal y como cuentan desde TikTok a Verne por correo electrónico, está entre los 16 y 25 años. Mufañas cree que la difusión de los vídeos de TikTok en otras redes supone que “cada vez haya un intervalo mayor en la edad de gente que la usa”. En 2018 consiguió ser la cuarta aplicación más descargada en Android y la primera en Apple Store.

La facilidad de uso es uno de sus puntos más atractivos: permite grabar vídeos cortos -de hasta un minuto- y editarlos añadiendo pistas de sonido y efectos. TikTok es una evolución de Musical.ly, una aplicación que se hizo conocida porque sus usuarios utilizaban la función de añadir música para hacer sincronización de labios y crear sus propios videoclips.

Muchas personas han aprovechado el formato que ofrece para acumular miles de seguidores grabando sketches de humor. Según los datos proporcionados desde TikTok a Verne, su etiqueta más popularizada en España durante 2019 ha sido #ComediaEnEspañol, con 15,5 millones de visualizaciones.

TikTok ha sido visto en ocasiones como el nuevo Vine. Esta red social popularizó el ingenio de hacer vídeos en los seis segundos que ofrecía. El cómico Darío Manzano -conocido como @Darioemehache– se hizo conocido gracias a sus vídeos de humor en Vine y sostiene que esta afirmación no es del todo cierta. “Ambas tienen similitudes, pero creo que TikTok es más amplio, hay más cosas y posibilidades. En Vine al tener solo seis segundos te acababa limitando”, afirma.

La plataforma Vine cerró el 27 de octubre de 2016, pero sentó un precedente. Durante sus años de más repercusión, muchos de sus vídeos se compartían en otras redes, especialmente en YouTube. Justo como ahora le pasa a TikTok. Para Darío Eme Hache que compartieran sus vídeos sin darle crédito era “un arma de doble filo”. “Al principio te puede hacer mucha gracia porque la gente te puede conocer, pero luego piensas que es un trabajo que no te repercute directamente”, sostiene.

TikTok intenta acreditar convenientemente al autor de cada vídeo poniendo una marca de agua con el user del autor en una esquina de la escena. Además, al final se incluye una cortinilla en la que se ve de nuevo el perfil de la persona que ha subido el vídeo. Mufañas afirma no tener problema con que se compartan sus vídeos porque “en las redes sociales si tú subes el contenido, todo el mundo es libre de descargarlo”.

Otra diferencia notable entre ambas aplicaciones son sus números. Vine contaba con 200 millones de usuarios activos mensuales, según la última cifra oficial de Twitter comunicada en 2015. TikTok, en pleno auge, cuenta actualmente con más del doble: 500 millones activos en todo el mundo.

Uno de los tres desarrolladores de la desaparecida plataforma, Rus Yusupov, respondió a través de su perfil de Twitter a un usuario que se preguntaba “cómo se sentiría el creador de Vine viendo TikTok”. “Es divertido”, afirmó. “pero Mindie (una aplicación que permitía crear videoclips caseros) fue la primera verdadera innovación en la creación de vídeos desde Vine… No obtiene el crédito que merece por ser pionera en la creación de vídeos de sincronización de labios”.

Creadores que se hicieron famosos en Vine con vídeos de humor se han mudado ahora a TikTok. Este es el caso de Lele Pons, que acumula 3,5 millones de seguidores, o Jorge Cremades, que ya supera el medio millón en la plataforma. Estos tuits son solo una pequeña muestra de lo populares que se han convertido en Twitter los vídeos de TikTok.

Extraído de Verne, El País