El nuevo comandante interino de la Policía Nacional, coronel Jhonny Aguilera, tras su posesión, dijo que, como institución, se reforzará las políticas para enfrentar los delitos, principalmente los intrafamiliares que en muchos casos derivan en feminicidios.

«Lo que nos toca es reforzar las actividades que permitan desarrollar nuestras labores dentro de un marco de inteligencia y cuando hablo de inteligencia dentro la violencia feminicida esta tiene que partir de un hecho puntual que es la denuncia», dijo la autoridad policial.

Explicó que las víctimas de los delitos de violencia intrafamiliar no deben mantener en anonimato esos hechos porque eso fomenta a que continúen la violencia. Por tanto, pidió a las víctimas presenten las denuncias ante el Ministerio Público para que, a través de la Policía inicie las investigaciones.

Aguilera dijo que «el 73% de los hechos relacionados a violencia intrafamiliar responde a que los hombres que han dejado de tener una relación sentimental y que consideren que las mujeres son de su propiedad».

Una de las políticas que se reforzarán estarán enfocadas en temas sicológicos para que se atienda a las víctimas de estos delitos y no sean revictimizadas.

Según información de la Fiscalía General del Estado, Bolivia registró 102 feminicidios y 48 infanticidios en lo que va del año.