La tarde del viernes, el personal de la Presidencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) pegó en la puerta de la oficina de Ventanilla Única de la Casa Grande del Pueblo, las resoluciones aprobadas por el pleno el pasado miércoles, haciendo conocer las censuras a los ministros de Gobierno, Arturo Murillo; y de Educación, Víctor Hugo Cárdenas para que se proceda con su destitución inmediata, como establece la Constitución Política del Estado.

“En cumplimiento al artículo 158 parágrafo 18 de la Constitución Política del Estado (CPE) y pese a los obstáculos que pone el Órgano Ejecutivo, de manera formal se notificó la destitución de los ministros de Gobierno y Educación; la Presidenta transitoria tiene la obligación de cumplir la Constitución”, escribió en su cuenta de Twitter, la presidenta de la ALP, Eva Copa.

El mensaje está acompañado de tres fotografías del momento en el que el personal se apersonó a la Casa Grande del Pueblo junto con medios de comunicación. “Ambas resoluciones hacen referencia a las interpelaciones que no se pudieron realizar a los ministros de Educación y de Gobierno”, dijo Sandro Vélez, servidor público de la ALP, que pegó las resoluciones en la puerta.

Precisó que el acto realizado tiene un carácter informativo para las autoridades del Órgano Ejecutivo, por lo que como señala el mensaje de la Presidenta de la ALP, corresponde ahora que la mandataria transitoria Jeanine Añez actúe de acuerdo con la Constitución Política del Estado y proceda a la destitución de ambas autoridades, que fueron censuradas por el pleno de la Asamblea.

En una entrevista radial realizada el jueves, el titular de Gobierno sostuvo que no fue notificado con dicha resolución del Órgano Legislativo y que de darse la misma, cumplirá con lo que señala la Carta Magna. Al respecto, Vélez puntualizó que “es un acto para que (la Presidenta) tenga conocimiento y asuma lo que corresponde acorde a ley”.

La decisión de pegar las resoluciones en puertas de Ventanilla Única de la Casa Grande del Pueblo fue tomada debido a que esa repartición del Ejecutivo no trabajó durante dos días (jueves y viernes), alegando la fumigación de sus instalaciones por la presencia de casos sospechosos de coronavirus.

Fuente: Cámara de Senadores