El presidente Luis Arce estrenó el domingo, el día de su posesión, una renovada banda presidencial que incluye la wiphala y la flor de patujú, además del escudo de armas de Bolivia y la kantuta, que son parte de los símbolos patrios.

En orden descendente, la banda presidencial de tricolor boliviano tiene sobre la franja amarilla el escudo de armas, seguido por la wiphala que representa a los pueblos originarios, la flor de patujú en representación de las tierras bajas y dos kantutas, bordados sobre una tela que termina en una escarapela y un borlón dorado.

La wiphala fue incluida entre los símbolos patrios con la llegada al poder de Evo Morales y estuvo en la banda presidencial hasta que la ahora expresidenta Jeanine Áñez apareció sin ese símbolo en los actos del 6 de agosto de este año.

Este elemento que hace a la investidura del Jefe de Estado es diseñado a medida de cada mandatario que lo lucirá con sus bordados en pan de oro y un peso de al menos un kilo.

La prenda se complementa con la medalla del Libertador Simón Bolívar, que le fue impuesta por David Choquehuanca, vicepresidente del Estado y presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional, y el bastón de mando, que en esta ocasión fue entregado por el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana.