Las autoridades en Bolivia identificaron como Arenavirus al misterioso virus que ya ha cobrado una vida. De los tres presuntamente infectados, una enfermera fue dada de alta, y descartan que esté infectada, mientras dos médicos siguen en terapia intensiva. 

El Arenavirus se transmite a través de roedores, especialmente de las ratas selváticas Calomys. También se transmite a través del contacto con fluidos, especialmente la sangre, como fue el caso de los médicos infectados.

Publicada en Biobio

Las autoridades sanitarias bolivianas identificaron este miércoles a este virus que provoca fiebre hemorrágica, como causante de la enfermedad que contrajo una médica internista fallecida en junio y que tiene hospitalizados, aunque estables, a otros dos galenos y a tres civiles.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, sostuvo en conferencia de prensa que “en términos laboratoriales (…) se ha podido identificar (el mal como) Arenavirus”. Además “tenemos un resultado preliminar del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta que también nos habla de Arenavirus”, corroboró.

Una médica internista falleció en junio pasado luego de infectarse en Caranavi, una región tropical del norte de La Paz. Según su familia, que reclama mala praxis, fue trasladada a la capital cuando el mal estaba demasiado avanzado.

El fin de semana pasado se conoció que los médicos de un hospital de La Paz, que habían atendido a la víctima, también quedaron infectados.

El Deber
El Deber

El gobierno se niega a declar emergencia

Laboratorios nacionales y un experto de Brasil hicieron “un seguimiento a los pacientes, sus síntomas y signos. Tenemos resultados laboratoriales que también aportan y nos permiten llegar a esa conclusión” de que los infectados contrajeron el arenavirus, añadió la ministra.

La funcionaria explicó que este tipo de virus se transmite a través de roedores, fundamentalmente de las ratas selváticas Calomys.

También se puede transmitir de persona a persona, a través del contacto con fluidos, especialmente la sangre, como fue el caso de los médicos infectados.

La ministra Montaño había dicho el lunes que los laboratorios descartaron la influenza y otras enfermedades virales como el dengue.

Las autoridades sanitarias bolivianas se niegan a declarar emergencia epidemiológica, que ha sido solicitada por el colegio de médicos de La Paz. Aún están a la espera de resultados finales de Atlanta, Estados Unidos.

El Ministerio de Salud ordenó este lunes el uso obligatorio de barbijos y guantes de látex en los hospitales locales como única medida preventiva.

El Deber
El Deber

La alerta no tan alerta

“Corresponde a la autoridad departamental el análisis de la declaratoria de una alerta sanitaria, ese análisis siempre está sobre la mesa, será el Sedes la instancia que pueda determinar si es o no necesario declarar alerta sanitaria”, justificaba hace unas horas la ministra Montaño. Las declaraciones fueron hechas a un programa radial y fueron citadas por el periódico local El Deber.

El Sedes, es el Servicio Departamental de Salud y si bien es responsable de políticas sanitarias, el gobierno boliviano está descansando la decisión en su criterio.

El Colegio Médico boliviano, sin embargo, es de la idea que se debe declarar una emergencia epidemiológica en el municipio de Caranavi, precisamente donde se gestó la incidencia del virus, matando a la médica y a un adulto mayor.

No obstante,la responsable de la cartera de Salud aseguró que un paciente contagiado fue estabilizado, por lo tanto, el virus es controlable.

“El hecho de que este paciente en el que se detecto el arenavirus haya tenido un resultado positivo, siendo dado de alta, muestra que en el resto de los pacientes existen expectativas de tener buenos resultados”

Publicada en Biobio