Asolearse el perineo: una idea loca que agarra fuerza

Compartir:

Como editor jefe de la revista Diabetes Voice, que cubre las complejidades de la diabetes, explicando los avances médicos que realizan los investigadores y los grandes desafíos a los que se enfrentan las personas con diabetes, estoy acostumbrado a que me sorprendan las maravillas del esfuerzo humano. Pero a veces uno se encuentra con ideas que van más allá de la «sorpresa». Es decir ideas medio locas.

«Asolear el perineo» (asolear el ano), es la última moda que se extiende como reguero de pólvora a través de influencers de Instagram.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par Mamarula – Pili Cabrera (@soymamarula) le


Asolear el perineo es el acto de acostarse boca arriba completamente desnudo y tirar las piernas al aire, con las partes privadas apuntando directamente al sol. El «perineo», una región de la piel entre el ano y el escroto/vulva, se expone a la radiación ultravioleta del sol. Según algunos influencers de Instagram, esta práctica da la misma cantidad de luz solar en 30 segundos que un día entero con la ropa puesta.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par #SuLu (@yosoysulu) le


Hay beneficios conocidos de la luz solar en lo que respecta a la síntesis de vitamina D. El sol puede poner en marcha una cascada de producción en la piel que finalmente proporciona al cuerpo la hormona (vitamina D), que es necesaria para la regulación del calcio y el mantenimiento de la salud de los huesos. Pero este proceso ocurre porque la radiación ultravioleta (UV) penetra en las células de la piel. Pero también la radiación UV puede causar cáncer de piel y, por lo tanto, la exposición prolongada o persistente al sol es perjudicial para la salud.

Ahora, si uno entra a buscar algún estudio científico sobre esta práctica de asolearse, no se encuentra nada. Así que es poco probable que estas partes del cuerpo puedan absorber la energía del sol mejor que el resto del cuerpo humano.

Mi recomendación, seguir las recomendaciones científicas ya conocidas sobre este tema, y no exagerar con el sol a menos que esté interesado en tener sus partes ocultas quemadas.

Imagen del artículo: @ra_of_earth en Instagram