Autoridades sanitarias aclararon que no hay un rebrote de fiebre hemorrágica causada por Arenavirus en el trópico de Cochabamba tal como afirmaron algunos medios de prensa.

“No hay un brote de virus Chapare en este momento”, aseguró el director del Servicio Departamental de Salud de Cochabamba, Yercin Mamani, al informar que el último caso registrado en esa región del país data del año 2003.

El segundo brote documentado ocurrió el 2019 en la provincia Caranavi del departamento de La Paz.

El denominado virus Chapare o fiebre hemorrágica boliviana es una enfermedad potencialmente mortal, con síntomas similares al ébola, se propaga por roedores y es transmisible de persona a persona, según un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

“Hemos elevado un informe técnico al Ministerio de Salud informando que no hay brote de esa enfermedad en este momento y que la información fue tergiversada (…). No tenemos ningún brote y que se realizan las medidas de contención para todas las fiebres hemorrágicas”, agregó Mamani.

Un equipo del CDC expuso en anteriores días los resultados de su investigación en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene.

“Es una fiebre hemorrágica, un Arenavirus transmitido por este vector (contacto directo con roedores o inhalación de excretas de roedores infectados) y, a partir de la conclusión de este último estudio, también puede transmitirse a través del contacto con fluidos corporales. No se tiene una cura específica, provoca hemorragias a nivel sistémico y eso lleva a una falla multiorgánica que lleva al fallecimiento del paciente”, explicó Mamani.

Fuente: Ministerio de Salud