Bayer ofrece 8.000M a los afectados por el herbicida de Monsanto que provoca cáncer

Compartir:
Los demandantes, todos ellos en Estados Unidos, acusaban al gigante químico alemán de comercializar un herbicida llamado Roundup que provocaba dicha enfermedad a los usuarios

Bayer ha anunciado que ofrece hasta 8.000 millones de dólares, poco más de 7.000 millones de euros, para cerrar 18.000 demandas que alegaban que Roundup, un hercibida fabricado por Monsanto, ahora propiedad del gigante químico, provoca cáncer a los usuarios

La compañía cambia así su estrategia legal que consistía en hacer frente a todos los casos en los tribunales sin llegar a un acuerdo. Dicha táctica le ha salido bastante mal, ya que ha perdido todos los choques judiciales, que se han saldado con multas millonarias. Además, las sentencias provocaban un efecto cascada ya que por cada caso resuelto aparecían centenares de nuevas demandas.Sube la temperatura: Merck vende a Bayer sus fármacos sin receta por 14.200 millonesCOTIZALIALa guerra de ofertas en la que está inmerso el sector farmacéutico ha zanjado otra batalla con la segunda operación más importante en la historia de Bayer

Este cambio de rumbo es un alivio para la compañía, que empezaba a notar la presión de los accionistas para frenar la cadena de malas noticias llegadas desde los tribunales. En los últimos 14 meses los títulos del gigante de Leverkusen se han desplomado un 33%. La decisión ha gustado al mercado, que ha regalado a la compañía avances que rozaban el 7% en las primeras horas de negociación en el parqué de Frankfurt, elevando su capitalización hasta el entorno de los 62.500 millones de euros.

Con este acuerdo Bayer conseguiría frenar los casos cuyos juicios estaban a punto de comenzar, especialmente aquellos que iban a arrancar en San Louis, en el Estado de Missuri, y los que ya tenían fecha en California. Las últimas tres sentencias le han costado a la compañía 50 millones de dólares, casi 45 millones de euros, en condenas.

Herbicidas Roundup en una tienda en Estados Unidos. (Reuters)
Herbicidas Roundup en una tienda en Estados Unidos. (Reuters)

Según explica Bloomberg, la negociación colectiva la está llevando Kenneth Feinberg, designado por la corte de San Francisco. Feinberg está haciendo las veces de mediador, un papel que ya ejerció durante la gestión de las compensaciones económicas a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York.

Sentencias de 2.000 millones

Los propios tribunales se han encargado de ponerselo fácil a Bayer a la hora de aceptar que era el momento de cambiar su línea de defensa. Las decisiones de los magistrados, con indemnizaciones que en algunos casos fueron establecidas en los 2.000 millones en un primer momento, no permitían mantener la estrategia.

El gran mazazo para el gigante europeo llegó en marzo, cuando un juzgado estadounidense consideró que Roundup fue «un factor importante» para que un hombre desarrollara linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta a los linfocitos que forman parte del sistema inmunitario.

Apenas dos meses después un tribunal de Oakland, al otro lado de San Francisco en la bahía del mismo nombre, condenó a Bayer a pagar 2.000 millones a una pareja que alegaba que el herbicida era el culpable del cáncer que ambos sufrían. Finalmente el magistrado redujo a 87 millones de dólares, 77 millones de euros, la indemnización que debían recibir los afectados.

La compra de Monsante le está dando muchos quebraderos de cabeza a Bayer. Además de estas 18.000 demandas, la operación también fue investigada por la Comisión Europea y el pasado agosto tuvo que pagar 300 millones por el uso de glifosatos en sus productos químicos.

Publicada en El Confidencial