Bebé que nació pesando lo mismo que una lata de refresco, sobrevivió

Compartir:

Tras sobrepasar varias batallas en cuestión de salud, la bebé ya tiene un peso saludable

Isabella Evans es el nombre de una bebé con muy pocas oportunidades de sobrevivir, pero contra todo pronóstico, la pequeña que nació de manera prematura, perseveró y después de haber pasado seis meses internada en un hospital, ya se encuentra en su hogar.

Ryan Evans y Kym Brown son los orgullosos padres de una “guerrera”, pues cuando Isabella nació, sus manos eran más pequeñas que una moneda de un penique, y ella no era más grande que una paquete de toallas húmedas.

La infante, quien nació de manera prematura, no tuvo oportunidad para tratar de nacer por sí misma, ya que su madre tuvo que ser sometida a un parto por cesárea, después de descubrir complicaciones con tan solo 24 semanas de gestación (los humanos necesitan de 38 a 40 semanas).

Cuando nació, el peso de Isabella era de tan solo 12 onzas (340 gramos), lo mismo que una lata de Coca Cola, y los doctores temieron lo peor, por lo que le dieron tan solo un cinco por ciento de supervivencia.

Publicada en Infobae