Bodas ‘eco’ o cómo dar el “sí, quiero” sin perjudicar al medio ambiente

Compartir:
La mayor conciencia ecológica del conjunto de la sociedad se traslada al mundo nupcial; estas con algunas tácticas para llevarlo a la práctica

Parejas de jóvenes, de poder adquisitivo medio alto y en susprimeras nupcias. Este es el perfil de novios que opta por lo que se conoce como ‘bodas ecológicas’, unas ceremonias sin grandes multitudes de invitados y en las que se intenta que el “sí, quiero” perjudique el menos posible al medio ambiente.

Extraída de La Vanguardia

Se da la circunstancia, además, de que “en muchos casos son personas veganas vegetarianas”, afirma Eva Iglesias, de la agencia Bodas Colorín, quien ha tenido que organizar más de uno de estos eventos. Otra característica importante: “Los novios se pagan ellos mismos el convite, cosa que no siempre pasa, especialmente en los enlaces más conservadoras”, añade Iglesias.

“Cada vez son más los novios que optan por este tipo de bodas, como reflejo de la mayor concienciación medioambiental del conjunto de la sociedad”, señala Patricia Olivares jefa de contenidos del portal de bodas Zankyou Weddings. Se trata de una tendencia reciente, pero en aumento, aunque no deja de ser un nicho de mercado, coinciden ambas expertas.

Para el banquete se opta por productos ecológicos y/o de proximidad
Para el banquete se opta por productos ecológicos y/o de proximidad (istockphoto)

¿En qué cosiste una ‘boda ecológica’ (si es que tal concepto puede existir)? De entrada, Iglesias advierte que “es imposible que toda la ceremonia sea 100% ecológica, pero se intenta que lo sea lo máximo posible”. Algunas parejas simplemente se conforman con “cuidar que ciertos detalles sean respetuosos con el medio ambiente”, añade Olivares.

Un sector en crecimiento

La primera característica de estos enlaces es la utilización de papel reciclado para las invitaciones o directamente el envío digital de las mismas. También se suele optar por “utilizar tintas que no dañen el medio ambiente”, apunta la responsable de Bodas Colorín. La invitación ejerce de carta de presentación de la boda y ya es en sí misma una declaración de intenciones.

El traje de la novia es otra de las grandes preocupaciones. “Se reutilizan vestidos y complementos y se opta por materiales más naturales, como algodones orgánicos”, explica la portavoz de Zankyou. Otra opción es alquilar los trajes. En cuanto a los detalles para los invitados, “lo que se lleva es el do it yourself (hazlo tú mismo)”, afirma Olivares. “También se dan regalos solidarios o dirigidos a causas de alguna ONG”, añade la experta.

Pero la madre de los huevos es el banquete. “En este tipo de eventos se suelen escoger productos ecológicos y/o de proximidad” y “las sobras de comida pueden darse a ONG para que no se desaprovechen”, explica Olivares. Por otro lado, para los centros de mesa y el resto de decoración floral se prescinde de “las flores cortadas y se utilizan plantas en su lugar, que después son trasplantadas”, indica Iglesias. “Estas plantas, además, son dispuestas en envases reciclados, como potes de salsa de tomate, por ejemplo”, añade la experta.

Finalmente, el viaje de novios también es ‘ecológico’. “Hay agencias que cuentan entre sus productos con viajes de novios ecológicos. Conocí el caso de una pareja que dedicó su luna de miel a limpiar playas”, explica la portavoz de Bodas Colorín.

Esto sí, este tipo de enlaces son, “como mínimo, un 10% más caros”, según Iglesias.

Extraída de La Vanguardia