24 de septiembre de 2020

Bolivia ahora puede procesar unas 2.500 pruebas COVID diarias

Compartir:

La ministra de Salud, Eidy Roca, informó que el Gobierno nacional fortaleció en los últimos meses el sistema nacional de salud y la red de diagnóstico, que garantiza el procesamiento de unas 2.500 pruebas de coronavirus diariamente.

«Con relación a nuestra red de diagnóstico para el COVID-19, quiero informar que hemos pasado de 3 laboratorios que teníamos hasta el mes de marzo a 16 laboratorios instalados en todos los departamentos del país. Con esta infraestructura, estamos en condiciones de procesar aproximadamente 2.500 pruebas diarias», informó en un mensaje para la nación.

Agregó que también se fortaleció el sistema de salud, garantizando la contratación de 7.381 profesionales de salud, entre, médicos, enfermeras, y auxiliares para terapia intensiva y de laboratorios, con una inversión de más de 26,8 millones de bolivianos.

Detalló que el Gobierno realizó la compra de 495.600 pruebas para coronavirus, mediante el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), además de 6 termocicladores para laboratorios, 2.000.000 de barbijos entre otros equipos de bioseguridad, con fondos del Banco Mundial y donaciones locales, «que servirán para realizar los testeos durante los próximos 6 meses».

Sin embargo, aclaró que las pruebas no llegaron en su totalidad al país debido a la demanda que existe en el mundo entero por la pandemia, «pero el PNUD compromete su agilidad y sus gestiones para que se priorice a Bolivia en ese circuito».

En ese marco, dijo que «el Ministerio de Salud tomó las medidas convenientes para adelantar la llegada de un lote de pruebas de laboratorio en el menor plazo posible», lo que permitió el fortalecimiento de la red de diagnóstico.

Agregó que se implementa en el país una estrategia de «Vigilancia Comunitaria», para detectar y realizar el seguimiento precoz a pacientes sospechosos y positivos, mediante la coordinación con autoridades municipales y departamentales.

«En resumen, nuestra actual situación y lo que viviremos después, significa que debemos construir una nueva normalidad y en ella, aprender a vivir con mejores hábitos y medidas de prevención permanentes. También, esta nueva normalidad nos preparará para futuras crisis que nos tocarán vivir», complementó.

Fuente: ABI

Deja un comentario