El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia anunció este martes que las elecciones subnacionales en las que se elegirán gobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes y concejales, se realizarán el 7 de marzo del próximo año.

«Vamos a conformar el poder local en Bolivia» y de esta manera «vamos a ir cerrando este gran ciclo electoral boliviano», manifestó en una rueda de prensa en La Paz el presidente del TSE, Salvador Romero.

De acuerdo a las normas bolivianas, la convocatoria a los comicios locales debe realizarse en las 48 horas posteriores a la posesión del presidente del país y las elecciones en los 120 días posteriores a definición de la fecha, apuntó el presidente del organismo.

Romero detalló que en los comicios locales se elegirán a nueve gobernadores, uno por departamento, unos 337 alcaldes de los que cinco se escogerán mediante los procedimientos propios de las poblaciones indígenas, junto a más de 270 legisladores departamentales y más de 2.000 concejales.

Mientras que para el 11 de abril «es la fecha para una eventual segunda vuelta» que se aplicaría para gobernadores «únicamente», en el caso de que los candidatos a ese cargo no logren alcanzar la mayoría absoluta de los votos, mencionó Romero.

Algo que distinguirá a este proceso es que nuevamente se habilitará un periodo de inscripción ciudadana, del 3 al 17 de diciembre, para el registro de las personas que hayan cumplido 18 años hasta la fecha de la elección, o de quienes hayan cambiado de sitio de residencia.

La habilitación de nuevos registros en el padrón podría ampliar los 7,3 millones de electores inscritos para votar en las elecciones generales del pasado 18 de octubre.

El presiente del ente electoral también mencionó que se continuará con la depuración de los fallecidos «para contar con un padrón electoral sólido».

El calendario para las elecciones subnacionales será aprobado «en el transcurso de esta semana», indicó Romero tras realizar el anuncio de las principales etapas de este proceso.

Todas las autoridades locales serán elegidas para cumplir un mandato de cinco años, de la misma forma que ocurre con los cargos nacionales de presidente, vicepresidente, senadores y diputados.