El Gobierno interino de Bolivia analiza posibles alianzas con el sector privado para desarrollar proyectos en aeropuertos del país, pero no su privatización.

«Es falso que el Gobierno estaría privatizando los aeropuertos», dijo el ministro transitorio de Obras Públicas de Bolivia, Iván Arias, en rueda de prensa en La Paz.

La posibilidad de alianzas público-privado se estudia para proyectos como el centro de distribución internacional o «hub» de pasajeros y carga en el aeropuerto Viru Viru en la ciudad de Santa Cruz, el mayor de Bolivia.

«Queremos hacer una alianza público-privada donde el Estado mantiene el control constitucional de los aeropuertos”, dijo Arias.

El objetivo es atraer inversiones para convertir Viru Viru en el centro más importante de América Latina en carga y pasajeros, tomando de referencia aeropuertos como los de Jorge Chávez en Lima y El Dorado en Bogotá, según el ministro interino.

Trabajadores de la empresa estatal Servicios de Aeropuertos Bolivianos (SABSA) denunciaron que el ministro transitorio de Planificación del Desarrollo, Branko Marinkovic, planea privatizar los aeropuertos de Bolivia, en contra de lo establecido por la Constitución boliviana.

El sindicato de SABSA envió una carta a la presidenta transitoria del país, Jeanine Áñez, para pedir que no se apruebe una privatización que temen que pondría en riesgo los empleos que dependen unas 800 familias.

«Se ha creado una susceptibilidad de la clase obrera, puesto que este cambio abrupto representa un atentado a la estabilidad laboral”, advierte la carta.

El proyecto en Santa Cruz lleva años de espera, después de que en 2019 el anterior Gobierno de Bolivia y la firma francesa Aeropuertos de París Internacional (ADP) dieran un primer paso para una alianza y de que en 2016 se contratara a la empresa china Beijing Urban para su desarrollo, un contrato que luego se rescindió.

Además de Viru Viru, Bolivia tiene aeropuertos internacionales en El Alto, junto a La Paz, y Cochabamba, principalmente.