La Cancillería, a través del Viceministerio de Comercio Exterior e Integración, inició esta semana gestiones de alto nivel en Bruselas en favor de la apertura del mercado europeo para el sector forestal.

En ese sentido, la viceministra de Comercio Exterior e Integración, Claribel Aparicio, sostuvo este jueves una reunión técnica con la Dirección General para Cooperación Internacional y Desarrollo (Devco) y expertos del programa FLEGT (Forest Law Enforcement, Governance and Trade).

En la cita, Aparicio presentó la situación del sector forestal en Bolivia y ratificó la intención de Bolivia de iniciar negociaciones en el marco de la certificación FLEGT para promover exportaciones de madera al mercado de la Unión Europea.

La diplomática boliviana precisó que esas gestiones «se desarrollan en el marco de la consolidación de la diplomacia comercial, impulsada como una política de Estado desde el Ministerio de Relaciones Exteriores».

El FLEGT tiene el objetivo de mejorar la gobernanza y reducir la tala ilegal de árboles mediante el fortalecimiento del manejo forestal legal, por eso las medidas del plan de acción de esa unidad técnica europea están diseñadas para incrementar la demanda y el suministro de madera legal.

La autoridad gubernamental manifestó que las exportaciones de madera a la Unión Europea se verán fortalecidas sobre la base a un acuerdo en el marco del FLEGT, pues esto permitirá mejorar las condiciones de exportación del sector maderero, generará ventajas competitivas y se logrará apertura de nuevos mercados en el continente Europeo.

«Los acuerdos voluntarios de asociación FLEGT permitirán que nuestro país pueda incrementar la exportación de madera y manufacturas de madera a la Unión Europea, así como la facilitación de acceso a nuevos mercados fortaleciendo la competitividad de los productos de la oferta exportable boliviana en calidad y precio», precisó Aparicio.

De fondo, remarcó, se trata de «fortalecer al sector forestal e incrementar las exportaciones certificadas en favor de un significativo crecimiento económico para el país y, por este camino, crear nuevas fuentes de empleo en el sector», destacó la Viceministra Aparicio.

La Unión Europea hará un análisis sobre de los avances en las gestiones realizadas por Bolivia, para avanzar y concretar la firma de este importante acuerdo.

Bolivia encara estas negociaciones como parte de las acciones de apoyo al sector productivo exportador boliviano en una sinergia público privada, puesto que responde a la inquietud y solicitud de la Cámara Boliviana Forestal, la Cámara Nacional de Exportadores, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, así como asociaciones de las Mypes del sector y la ABT.

Uno de los pasos importantes ya realizados fue el intercambio de notas oficiales, iniciando este proceso entre la Unión Europea y el gobierno de Bolivia, así como la planificación de tiempos y agenda para avanzar con el proceso de negociación e intercambio de información