El órgano electoral de Bolivia ultima la organización del voto en el exterior, aunque en Panamá no será posible por la pandemia de la covid-19.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia comunicó que trabaja en los últimos preparativos para la votación del domingo, que inicialmente estaba prevista en una treintena de países.

Sin embargo, Panamá decidió que no será posible en este país por la situación debido a la pandemia del nuevo coronavirus, según informó el órgano electoral boliviano.

Chile autorizó finalmente el voto de bolivianos residentes en su país solo en la capital Santiago, pero no en otras ciudades como Arica, Iquique, Antofagasta, Calama y Copiapó.

Los esfuerzos se centran en la provincia argentina de Mendoza, pues en otros puntos del país ya está organizada la votación.

«La representante del TSE en esa provincia y el Consulado de Bolivia prosiguen los esfuerzos para lograr la autorización», señala una nota del órgano electoral.

Argentina concentra el 47 por ciento del padrón electoral en el exterior para las elecciones del 18 de octubre, por lo que el 69 por ciento de los recintos de votación fuera de Bolivia están previstos en este país, en 49 localidades, de acuerdo al órgano electoral.

Del total de unos 7,3 millones de electores, 301.631 están censados en el exterior, donde el voto es voluntario, mientras que para los residentes en Bolivia es obligatorio, salvo excepciones como una enfermedad que impida ir a votar, y existen sanciones para quien no acuda al sufragio.

Otros países con un censo electoral importante de electores en el exterior son Brasil, España y Estados Unidos.

Los bolivianos están llamados a elegir presidente, vicepresidente, senadores y diputados entre seis candidaturas.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales, es favorito según las encuestas, aunque con la duda de si podrá ganar el domingo o irá a una segunda vuelta probablemente con Comunidad Ciudadana del exmandatario Carlos Mesa.

El MAS ganó ampliamente en las últimas elecciones en el voto de bolivianos en Argentina, desde donde dirige la campaña electoral de su partido Evo Morales tras pedir refugio en este país.