Brujas, una ciudad que no tiene nada que ver con las brujas

Compartir:

Estoy seguro de que alguna vez escuchó hablar de Brujas, es conocida como una de las ciudades más bonitas de Europa. Su nombre no tiene nada que ver con las brujas y, en realidad, en idioma flamenco/neerlandés la ciudad se llama “Bruges” que significa “puentes,” debido a la gran cantidad de puentes que en ella existen.

Brujas es una pequeña ciudad medieval situada en la zona flamenca de Bélgica.Tiene un barrio gótico antiguo realmente genial, con pequeñas calles estrechas que los transporta a uno cientos de siglos atrás. Dos de las plazuelitas más bonitas que encontré fueron: la “Plaza del Mercado,” que es la plaza más grandecita. Los edificios allí son increíbles, con decirle que casi todos han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Hay muchos cafecitos y restaurantes que son excelentes para comer, y por supuesto los famosos waffles que son súper deliciosos y un manjar tradicional belga. El olor que proviene de las tiendas de sus famosos chocolates caseros y de los waflles, hacen que sea imposible resistirse a comprar algo. En esta plaza, también se encuentra la Torre Belfort, un campanario medieval bien alto, al que solo se puede acceder subiendo una escalera de caracol de 365 escalones. La vista desde la cima es la mejor en Brujas y vale la pena el esfuerzo de subir.

La otra fue la “Plaza Burg.” Ahí todos los edificios son fascinantes, y parece que uno estuviera en una era diferente. En uno de esos edificios se encuentra el antiguo Ayuntamiento de Stadhuis y en otro la Basílica de la Santa Sangre. La verdad que no tuve suficiente tiempo para entrar en ninguno de ellos, pero ambos son una visita que todo el mundo dice que vale la pena.

Mientras caminaba por sus callecitas, me encontré con una fila larga de personas que ingresaban a una iglesia. Así que me colé de curioso. Adentro descubrí que era el “Museo de la Iglesia de Nuestra Señora,” la iglesia gótica más famosa de Brujas, ya que alberga la estatua de la Virgen con el Niño de Miguel Ángel.

Me parece que lo mejor que se puede hacer en Brujas es perderse sin un mapa y pasear libremente. Uno se encuentra con un montón de canales y botes, como una pequeña Venecia.

En conclusión, Brujas es una ciudad que está llena de encanto, es medieval, aislada y tiene una magia indescriptible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario