Desde mediados de 2016 la alcaldía cruceña, en su afán de lidiar con el terrible tráfico vehicular, comenzó a eliminar el giro a la izquierda en varias intersecciones sobre el segundo anillo. Desde esa época hasta la fecha, cada vez que me siento al volante -según Google estoy 32 horas al mes conduciendo- me las paso protestando y respirando porque los demás usuarios tienen la manía de no respetar la señalización.

Con la que más reniego es con aquella que establece claramente que no podemos girar a la izquierda.

Para que los conductores cumplan la norma la policía tiene que colocar un oficial de tránsito que se la pasa haciendo aerobics con los brazos y aun así, no falta un intransigente que la rompe.

Eso me lleva a pensar, ¿es tan difícil cumplir con lo establecido? Porque no obedecen si en esos vehículos viajan papás con sus hijos, y los chicos imitan acciones más que discursos, estamos transmitiendo ese mensaje a los chicos en lugar de enseñarles y mejorar la próxima generación.

Según la RAE, la obediencia es cumplir la voluntad del que manda, la obediencia establece orden en todo sentido y al aplicarla en nuestra vida también nos da un sentido de responsabilidad que no precisa de discursos para enseñarla.

Si del casi medio millón de conductores que circulan por nuestra ciudad, 5.000 de ellos, es decir el 1%, hiciera caso de las normas viales, sin duda habría un avance.

Te propongo que empecemos nosotros e inventemos una etiqueta del buen conductor que podría comenzar así:

  1. Respetar la señalización
  2. Ceder el paso al vecino (es mejor eso a que comiences a renegar)
  3. No botar basura por la ventanilla
  4. Evitar hablar por teléfono
  5. Evitar chatear (me molesta manejar detrás de un lentejo porque está en el chat)
  6. No pisar la cebra
  7. Utilizar las luces de guiñador cuando corresponda
  8. Recordar que las luces de parqueo no nos hace invisibles para pararnos en doble fila
  9. Si no estás apurado, conducir por la derecha para que el loco que viene volando pase tranquilo.
  10. Detener un ratito el vehículo para que un peatón en afanes cruce la calle, lamentablemente la ciudad no está diseñada para los peatones, sólo para vehículos, pero ese es otro tema para conversar.
  11. Aléjate de los micros, sólo te van a generar problemas y malos ratos
  12. No pises animalitos, utiliza el freno y déjalos cruzar
  13. No te acerques mucho a los ciclistas
  14. En días de lluvia la señalización no cambia

Son algunos que se me ocurren ahora, si tienes más ¡bienvenidos!