El cabildo, convocado por la Unión Juvenil Cruceñista (UCJ), determinó la noche de este lunes bloquear las instituciones públicas en Santa Cruz, en demanda de la realización de una auditoría a los resultados de las elecciones generales del 18 de octubre.

«¿Están de acuerdo en que por el mandato del cabildo, hasta obtener los resultados de la auditoría, comencemos el bloqueo de instituciones públicas?», consultó el presidente de la UJC, Juan Martín Delgado, a los asistentes que llegaron hasta el monumento al Cristo Redentor y quienes luego aprobaron la determinación.

Se definió que el bloqueo a las entidades públicas, además de puntos de peaje y trancas en carreteras, inicie mañana, junto a una vigilia continua en el Comando Departamental de la Policía y la Octava División del Ejército.

Delgado resaltó que también se apoyará el recurso judicial presentado por el Comité Pro Santa Cruz.

Sin embargo, en una conferencia de prensa realizada mientras se desarrollaba el cabildo, el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, aseguró que esta institución no será «escalera política de nadie» y pidió a la población no dejarse engañar.

Asimismo, Calvo instó a seguir el camino legal para conseguir la realización de la auditoría.

«Nos queda un camino a los bolivianos, que es la parte legal y la parte internacional, en eso estamos trabajando, no hemos descansado un solo día y tampoco estamos escondiendo la cara, pero tenemos que pensar con la cabeza fría», enfatizó.

Recordó que, en ese sentido, los cívicos ya presentaron un amparo constitucional el 28 de octubre, acompañado de pruebas sobre las presuntas irregularidades en las elecciones, exigiendo que se ordene una auditoría al proceso.