Las consultas diarias sobre el cáncer de boca cada día van aumentando Este tipo de cáncer de boca se puede dar en la lengua, en las encías, las mucosas yugales, en el paladar duro, paladar blando, piso de boca y éstas van muy asociadas en un 75% al uso de tabaco, ya que el tabaco tiene 19 sustancias que son cancerígenas, 3 de ellas produce el cáncer de boca. Así lo indica la Dra. Natali Prudencio, especialista en otorrinolaringología y docente de la UNE.

En este 31 de mayo, Dìa Mundial Sin Tabaco, es importante recalcar que el cáncer de cavidad oral, o cáncer de boca, es asintomático, no presenta síntomas de dolor, de fiebre, lo único que se presenta es una úlcera que muchos confunden con el asta, son esas úlceras que no se curan más de veinte días; las leucoplasias son lesiones pre malignas de un cáncer de boca; sin embargo el paciente no da la debida atención lo que hace que éstos sigan fumando, permitiendo que las ulceras sigan aumentando de tamaño con el riesgo de la mortalidad, que por lo general llegan los pacientes a la consulta con el cáncer muy avanzado y con poco tiempo de vida.

Explica que las primeras lesiones precancerosas son las leucoplazas y las eritoplacias, la primera es una mancha blanquecina, la segunda es roja, pero ninguna duele; eso hace que el paciente no asista a tiempo a la consulta, sino que van a consulta cuando padecen dolor, están ya con parestesia en la lengua o en las mucosas donde el paciente ya no puede abrir la boca, ni mover la lengua.

La primera causa de consulta es el dolor, y un paciente con cáncer de cavidad oral que llega con dolor es porque ya tiene un cáncer avanzado, es decir con 3 a 6 meses de desarrollo de la enfermedad. Por otro lado, las células malignas han tomado toda la lengua, el paciente ya no puede comer, las probabilidades de cura son muy bajas.

“El 75% de todo lo que es cavidad oral es por fumadores, el cáncer si se instauró no va a ceder porque deje de fumar, si el cáncer ya se detonó, no va a parar dejando de fumar. Solo lo podemos controlar con el tratamiento respectivo, ya sea quirúrgico o concomitante, con quimioterapia o radioterapias”, precisa la especialista.

Dejar de fumar, es una buena medida, pero si el cáncer ya está instaurado; dejar de fumar ya no será la solución, solo servirá para no agravar y/o acelerar el cáncer. El cáncer está dormido, el cigarrillo lo que hace es que despierten esas células malignas y se detone la enfermedad.

La prevención es lo más importante ante cualquier caso de cáncer. Incluso estamos ante el cáncer de cuerdas vocales, cáncer de pulmón, de estómago, de esófago, todos ellos provocado por el cigarrillo, señala Prudencio, para concluir con este contundente y claro consejo: El único cigarrillo que no hace daño es el que no se enciende