Cancillería: Gobierno de Evo admitió que parte del Silala es de curso internacional

Compartir:

La Cancillería  aseguró ayer que el gobierno de Evo Morales, en la contramemoria que  presentó ante la Corte de La Haya, admitió que una parte del Silala constituye “un curso de agua internacional”.

“Este litigio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se inició durante el gobierno de Evo Morales y en sus actuados procesales (contramemoria) se admitió que una parte de las aguas del Silala fluye de manera natural hacia Chile y constituyen un curso de agua internacional”, se lee en el comunicado que emitió ayer el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ese despacho aseguró que el gobierno de Jeanine Añez asumió  “la defensa de los intereses de Bolivia en la controversia sobre el Silala”  y que se  continuará con la contrademanda  que se interpuso en contra de Chile “respecto a la soberanía que ejerce sobre los canales y sobre el agua que fluye por los canales artificiales”.

“Cualquier entrega de este flujo a Chile estaría sujeto a un acuerdo entre partes que implicaría una compensación”, se agrega en el comunicado.

Eduardo  Rodríguez Veltzé, exagente de Bolivia ante La Haya, pidió evitar  que se maneje de forma electoral el caso.

“Reitero la importancia de abrir información sobre el Silala, resultados científicos y estado del proceso en CIJ. Evitar especulación y su manejo electoral. Es un tema de Estado”, tuiteó el expresidente.

El domingo, en una entrevista que concedió a Página Siete, Rodríguez Veltzé indicó: “Mi impresión personal es que esa demanda resultaba innecesaria porque éste y otros temas que tienen relación con recursos hídricos compartidos no deberían litigarse, deberían cooperarse”.

La Moneda interpuso la demanda ante la CIJ el 6 de junio de 2016, en busca de que ese tribunal declare que el Silala es un río de curso internacional, por lo cual Chile tendría derechos sobre esas  aguas.

El 31 de agosto de 2018, el gobierno de Morales interpuso una contrademanda   en busca de que La Haya declare que: “Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que ha sido diseñado, mejorado o producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo artificial”.

En la contrademanda  también se  pide -según dijo entonces Morales- que “cualquier entrega de Bolivia a Chile  respecto a las aguas del Silala, que fluyen artificialmente y las condiciones y modalidades de la misma, incluida la compensación que debe ser pagada por dicha entrega  está sujeta a la celebración de un acuerdo con Bolivia”.

Publicada en Página Siete

Deja un comentario