Capacitan a médicos y vecinos para controlar a contactos de pacientes con Covid-19

Compartir:

Dos centenares de médicos que prestan servicios en los hospitales de primer y segundo nivel, durante dos semanas han sido capacitados, dentro del Plan Todos por la Vida, por la Secretaría Municipal de Salud para que integren las 200 brigadas que, desde el miércoles, saldrán hacia los distintos barrios para identificar a las personas que tuvieron contactos directos con pacientes con coronavirus, logrando así que se reduzca la cadena de contagios.

Desde hace 15 días, el alto mando del Ejército en Santa Cruz se halla coordinando con el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra para conformar las brigadas, de las que serán parte un actor social, elegido por las juntas vecinales; un médico del municipio o un voluntario de la Cruz Roja, tres miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía, y un chofer que manejará un vehículo por donde se desplazarán hasta los barrios.

Rolando Ribera, presidente del COEM, explicó que los objetivos del plan son: la identificación de los contactos de los contagiados con el Covid-19, fijar el lugar de residencia del sospechoso haciendo la georreferenciación y, por último, hacerle seguimiento durante 14 días.

“Una vez hecho el contacto se hará firmar en un acta el compromiso de que la persona no se moverá del domicilio, logrando así incorporar su ubicación en un mapa que hará el Instituto Geográfico Militar (IGM). Con esta acción aislaremos a los posibles pacientes asintomáticos y a los sospechosos para cortar la cadena de contagio, para reducir la pandemia en nuestro municipio”, explicó Ribera.

Durante la capacitación, la inquietud de los galenos la hicieron conocer, a través de preguntas, a los instructores, entre ellos la médica Paula Carvalho, de la Secretaría Municipal de Salud, los cuestionamientos como ser el procedimiento ante un paciente que es positivo, cuyo caso no fue reportado a la Secretaría Departamental de Salud (Sedes).

El representante del Sedes, Franz Hinojosa, aclaró que no se tomarán muestras en el lugar, solo se saltarán la vivienda hacia otra con sospechosos. “La tarea solo es referenciar al contacto y obtener su número de celular para realizar el seguimiento”, indicó.

“Todos los miembros de las brigadas llevarán vestimenta de bioseguridad, es decir, enterizo, barbijo, guantes, gorro y lentes. Los casos especiales, de posibles pacientes positivos para Covid-19, deben ser reportados al Sedes”, anotó Carvalho.

Por su parte, el director del IGM, Arturo Echalar, adelantó que, entre hoy y mañana, las brigadas realizarán simulacros para llegar bien capacitadas al miércoles, cuando comenzará la tarea de georreferenciación.

“El IGM aportará con su tecnología, pues contamos con una aplicación para georreferenciar, en tiempo real, a los contactos. Luego, esa información se la almacena en un servidor, logrando así mapear a los vecinos contactados para hacerles seguimiento y visitarlos”, expresó Echalar.

Por último, Ribera reveló que el trabajo comenzará por la Red Centro de Salud, continuando hacia las otras tres redes, estimando concluir la pesquisa en 30 días, aunque no descarta prolongarse más.

“Es preferible poner en cuarentena a 2.500 vecinos que dos millones de personas estén en riesgo de ser contagiadas con Covid-19”, agregó el responsable del COEM.