Las autoridades sanitarias de Chile comunicaron este martes 1.009 nuevos contagios por coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra de infectados a 514.202, al tiempo que contabilizaron 17 nuevas muertes sumando un total de 14.319.

Actualmente más de 700 personas se encuentran en unidades de cuidados intensivos, de ellas 81 en estado crítico, y hay 8.776 pacientes que están en etapa activa del virus.

El país mantiene desde hace semanas el número de contagios nuevos diarios por debajo de 2.000 y las cifras de decesos sin grandes altibajos, lo que llevó a las autoridades a anunciar el lunes nuevas medidas de apertura gradual hacia el desconfinamiento y la reducción del toque de queda en casi todo el país.

La restricción de circulación, que está vigente desde el pasado 18 de marzo, regirá desde este jueves a partir de las 00.00 horas, en vez de las 23.00 horas, y hasta las 05.00 horas en toda la nación menos en la sureña región de Magallanes y el sector Puerto Montt de la región de Los Lagos, también al sur.

Estas zonas y algunas ciudades aisladas del norte se mantienen como los mayores focos de la pandemia con las máximas tasas de contagio por número de habitantes.

En el marco de la estrategia trazabilidad y testeo para evitar la propagación del virus, las autoridades sanitarias informaron de la realización de 23.654 exámenes PCR en las últimas 24 horas, lo que eleva a más de 4,4 millones el total de pruebas desde el pasado marzo y deja la tasa de positividad en el 4,2 %, cifra que se mantiene más o menos estable desde hace semanas.

Pese a que un porcentaje inferior a 5 puntos durante 15 días seguidos es uno de los criterios epidemiológicos que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para dar por controlada la pandemia, las autoridades esperan con «preocupación» posibles rebrotes tras la segunda ola que se vive en Europa.

Chile, que se encuentra bajo estado de excepción por catástrofe hasta mediados de diciembre, es el decimosexto país del mundo con más infectados, según la estadounidense Universidad Johns Hopkins.

Pese a que la pandemia remite y la mayor parte del país avanza en el plan de apertura de la economía, las autoridades no han abierto todavía las fronteras.