En las anteriores dos reuniones de la Comisión Agraria Departamental, presidida por el gobernador Rubén Costas, se definió que se realice una auditoría a todos los asentamientos suscitados en los 14 años del anterior gobierno del MAS, para plantear la reversión de las tierras si estos han sido ilegales, se acuerdo a las leyes y decretos correspondientes en materia agraria.  Y en la tercera que se llevó a cabo ayer en la Casa de Gobierno, se insistió en que se abrogue la ley que aumenta de 5 a 20 hectáreas de autorizaciones de chaqueo y la quema en el departamento, específicamente en pequeñas propiedades, comunitarias y colectivas, sin la presentación de ningún documento que respalde esta actividad, lo que motivó a que se propaguen los incendios desde el año pasado.

El secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, Luis Alberto Alpire, fundamentó que en 2015 los focos de quema alcanzaron a 15.213, y el año pasado se cerró con 55.975, mientras que en lo que va del presente año ya se han registrado más de 42.000.

“Esa es la raíz del problema de tantos incendios que afectan al patrimonio natural, que genera incluso la falta de seguridad alimentaria, ( la destrucción) de la flora y la fauna, y todo lo que conlleva el desastre medio Ambiental”, fustigó la autoridad.

Fuente: Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz