COSTAS ADVIERTE QUE SANTA CRUZ ESTÁ A “UNAS HORAS” DE INGRESAR A LA FASE 3 DE LA PROPAGACIÓN DEL CORONAVIRUS: EL CONTAGIO COMUNITARIO

Compartir:

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, advirtió hace unas horas que es cuestión de horas para que esa región ingrese a la fase 3 de la propagación del coronavirus, es decir, “el contagio comunitario”, luego de la confirmación de cuatro nuevos casos en ese departamento.

Detalló que el número de infectados subió de 9 a 13; de los nuevos registros se estableció que uno llegó de Londres, los otros tres, que oscilan entre los 18 y 27 años, fueron contagiados por el paciente que dio positivo hace poco en Porongo. En ese marco, pidió mayor responsabilidad a la población para acatar la cuarentena total y que no salgan de sus casas.

“Ya hemos entrado en la fase del contagio local, y lamentablemente ingresar a la fase del contagio comunitario es solo cuestión de horas, por eso es que le pido a la población que entienda la gravedad de la situación que estamos viviendo y que se quede en casa, cuiden su vida y la de su familia”, advirtió la autoridad departamental.

Durante un recorrido por las calles de esa ciudad, el Gobernador cruceño se percató de que hay ciudadanos que no cumplen las restricciones establecidas por el Decreto Supremo 4199, de cuarentena total, pues aún existen personas que transitan en las calles luego de los horarios establecidos.

En la primera fase, las medidas son orientadas a que la gente infectada, o que viajó a una zona de riesgo, esté apartada del resto de la población sana. En este contexto se definen protocolos y se determinan los hospitales para atender a los casos.

En la segunda fase se identifica a aquellas personas que traen esta enfermedad importada desde el extranjero para lograr una contención adecuada, por lo que se activan  medidas básicas de higiene y se evitan las concentraciones.

En la fase de contagio comunitario hay mayor expansión del virus, por lo que se debe evitar la circulación de personas y las reuniones multitudinarias para que no haya una propagación masiva de la enfermedad.

La fase cuatro es la más crítica, pues se puede entender como un crecimiento exponencial de la población de infestados, como ocurrió en Italia y España. En ambos países se registraron hasta ayer al menos 7.200 muertos.

Ante esta situación, el secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, manifestó su preocupación por el incumplimiento de algunas personas a las restricciones que implica la cuarentena total, lo supone un riego para la propagación exponencial del coronavirus.

“Seguimos investigando los casos sospechosos, que seguro ya van a comenzar a llegar, porque es una progresión geométrica. Santa Cruz y Bolivia se deben preparar para la pandemia, que ahora sí ya está presente”, explicó el funcionario.

Publicación de Periódico Bolivia