América Latina es una de las regiones que más está sufriendo la crisis económica derivada de la pandemia del SARS-CoV-2. Así lo atestigua la cantidad de empleos que se han perdido desde que este virus se propagó por la región. Según las últimas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) divulgadas el 30 de junio, un total de 665 millones de empleos de tiempo completo se perdieron a escala global en lo que va del año. En el continente americano, esta cifra suma 93 millones de puestos de trabajo de 40 horas semanales, de los cuales 65 millones (casi el 70%) se habrían perdido en América Latina y el Caribe.

De esta forma, la pandemia deja detrás de sí una de las peores crisis de empleo ocurridas en la región en las últimas décadas. Entre las subregiones más afectadas se encuentra América del Sur, donde se estima que 38 millones de puestos de trabajo de 40 horas semanales dejaron de existir en el segundo trimestre de este año, tras una pérdida de nueve millones en el trimestre anterior, tomando como referencia los últimos tres meses de 2019. De abril a junio de este año, Sudamérica fue la región con el mayor porcentaje de horas de trabajo perdidas en todo el mundo, con alrededor del 20,6%, seguida por América Central, cuyas horas de trabajo se redujeron un 19,2%, muy por encima del promedio global, que se ubica en un 14%.

Fuente: STATISTA