Los afectados son una mujer y un joven, que tenían enfermedades de base. Las autoridades están preocupadas porque el invierno puede dar lugar a una epidemia

Publicada en El Deber escrita por Deisy Ortíz

Una mujer, de 53 años, con diabetes y obesidad; y un joven, de 24 años, con problemas renales, son las nuevas víctimas del virus de la influenza en Santa Cruz, que elevan a once la cifra de fallecidos, informó ayer el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos.

Ambas personas contrajeron la gripe (de la cepa H1N1) y se cree que sus cuadros se complicaron por tener enfermedades de base y no estar vacunadas. Los dos fallecidos vivían en la capital cruceña y fueron atendidos en distintos establecimientos de salud.

El director del Sedes indicó que la situación de la influenza causa preocupación porque la llegada de invierno suele ser un disparador de los casos, lo que, sumado a la alta concentración de personas en lugares de recreación por las vacaciones invernales, puede dar lugar a una epidemia. En este sentido, insistió en la recomendación a las personas más vulnerables de hacerse vacunar para estar protegidos.

“Estamos en un ascenso considerable de los casos de influenza. Nos preocupa la posibilidad de que se nos pueda generar una posible epidemia tomando en cuenta que estamos en invierno”, dijo Marcelo Ríos.

Dentro de las estadísticas que maneja el Sedes, Ríos indicó que existen 1.137 casos sospechosos de influenza en sus diferentes cepas, de los cuales se han confirmado 95. Del total de positivos, 83 son de A H3N2; 6 de A H1N1 y 6 de tipo B.

“Hemos lamentado el fallecimiento de once personas en lo que va del año. Y tenemos muchos pacientes internados en diferentes centros hospitalarios, afectados por influenza de las tres cepas. Estamos preocupados, sobre todo porque la cobertura de vacunación, aunque ha mejorado, no es la esperada”, dijo, pero sin precisar la cantidad de personas hospitalizadas.

La autoridad sanitaria agregó que, de las 400.000 dosis que se distribuyeron hace tres meses, solo se han aplicado 180.000, lo que significa que se ha alcanzado una cobertura del 43%.

El director del Sedes precisó que todas las personas que fallecieron tienen en común que estaban dentro de los grupos de riesgo y no se habían vacunado.

Recomendaciones

Ríos instó a la gente acudir a los centros de salud de la ciudad capital y de las provincias para recibir la dosis. En estos lugares se dispone de la vacuna trivalente, que inmuniza para la gripe AH3N2, AH1N1 y la del tipo B.

Tienen que inmunizarse los grupos de riesgo, es decir, los niños menores de dos años, las embarazadas, las personas de la tercera edad (mayores de 60 años), los pacientes con enfermedades crónicas (diabetes, problemas cardiacos, obesidad y otras), los que fueron sometidos a trasplantes de órganos y todo el personal de salud.

Además de la vacuna, recomendó usar los otros filtros de protección enseñados, como el lavado de manos, uso de alcohol en gel, estornudar en el ángulo del codo; tratar de no concurrir a lugares de alta concentración de personas; y acudir al centro de salud más cercano tras los primeros síntomas de resfrío o gripe.

Circulan tres serotipos

Sobre el comportamiento de la influenza, el gerente de epidemiología del Sedes, Roberto Tórrez, indicó que con la llegada del invierno hubo un aumento de casos y han aparecido casos de A H1N1 y de tipo B. La gripe del serotipo H3N2 circuló a principios de año. “No estamos en epidemia, estamos dentro de los corredores endémicos, pero hay tendencia a subir (de los casos). Sin embargo, este ascenso es lento y seguramente la vacuna está logrando alguna contención porque el 43% (de los grupos de riesgo) ya está vacunado”, dijo.

Publicada en El Deber