El actor mexicano Luis Alberti, galardonado como mejor actor en los premios Ariel el pasado domingo, consideró en entrevista con Efe que en esta temporada de crisis por la pandemia del coronavirus, el arte es lo que puede salvar a la humanidad.

«Finalmente el arte es lo que nos puede salvar, es el arte lo que nos salva y nos construye, esto se está haciendo evidente y se ve que no es un juego de niños, es un valor humano muy presente en nuestra sociedad», contó.

La entrega de los Premios Ariel de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) tuvo lugar el 27 septiembre de manera virtual y Alberti lo celebró desde su casa, algo que se le hizo extraño pero que pudo disfrutar.

«En mi casa hubo fiesta con mi familia, mis maestros, mis amigos y ya. Yo lo viví como oportunidad para abrazar a personas que me han formado y que han compartido este camino conmigo. Fue una noche de mucho amor y mucha alegría», dijo.

El actor, que anteriormente recreó la vida del cantante Guadalupe Esparza en «Bronco, la serie», consideró que este tipo de menciones -y más esta, que es la más relevante en México- son una gran responsabilidad y una oportunidad.

«Hay que seguir trabajando duro, pero yo pienso que recibir este premio para mí significa un reto y una invitación para crecer (…) De esta manera puede haber cosas más interesantes en mi carrera, es un reto y una oportunidad a la vez», sostuvo.

ESPACIO PARA LA DIVERSIDAD

Alberti fue galardonado por su papel en la película «Mano de obra», de David Zonana, en la que interpreta a un albañil que junto a sus compañeros busca justicia por la muerte de uno de ellos y que resulta en una reflexión sobre el clasismo en México.

En ese sentido, el actor consideró que el cine es fundamental y un derecho de toda la sociedad, por lo que si todas las personas que se dedican a ello y ponen su esfuerzo, «debería haber una correspondencia» por parte de las autoridades y más en un momento en el que todas las artes corren peligro, al ser siempre el gremio más castigado en épocas de crisis.

«Los golpes a la cultura no son nuevos, siempre se han enfrentado. Lo que tenemos que hacer es ponernos fuertes también en la relación con nuestro espectador: que conozcan el cine mexicano para que sepan que aquí estamos y que lo estamos haciendo bien», añadió.

Alberti también considera necesario dar voz en el cine a los que no la tienen y estos premios reconocieron este año la diversidad en la industria cinematográfica.

En su carrera ha venido dando vida a personajes diversos con mensajes potentes, pero al mirar hacia delante no cree que sea bueno pensar en un personaje concreto que le gustaría interpretar, sino que más bien en el contenido del proyecto.

«Así es como ha sido mi carrera, con varios tipos de personajes, algo importante estando en México, que tiene tantos rostros. De eso se trata en el cine, trabajamos para crear identidad, comunidad y lazos entre la gente, para generar dialogo y eso tiene un valor muy alto para la población espero que las autoridades sean consecuentes», expresó.

Próximamente, Alberti iniciará los ensayos de una obra que significa su regreso al teatro, uno de los gremios más castigados, pues fue de los primeros en dejar de poder realizarse y probablemente sea de los últimos en regresar debido a la pandemia.

«Apostamos por el reencuentro con la gente, darle valor a los encuentros entre seres humanos y que no nos distanciemos a pesar de todo. (…) Va a ser un proceso difícil, pero se tiene que hacer lo que se tiene que hacer y vamos a resistir», advirtió.