La Gobernación, por intermedio del COED, envió un contingente de 5 camiones con 23 toneladas de alimentos a los municipios de San Juan y Yacapaní, declarados en desastre por riadas e inundaciones.

Tatiana Añez, directora del COED, detalló que serán alrededor de 1.600 familias las beneficiadas, pertenecientes a 61 comunidades que necesitan ayuda, ya que con estos fenómenos naturales han perdidos sus cosechas y cultivos.

Los insumos básicos consisten en harina,.azúcar, arroz, fideo y aceite para tener provisión por 15 días por hogar.

Añez afirmó que desde el anterior mes solicitaron su declaratoria de desastre, y alertó que para estos próximos meses se prevén los eventos cíclicos de las lluvias que ocasionan las riadas e inundaciones, para lo cual el Searpi de la Gobernación está tomando sus respectivas previsiones.

Fuente: Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.