El conteo de votos de las elecciones en Bolivia prosigue este martes con Luis Arce ya como primero en espera del recuento final, aunque su triunfo ya es reconocido incluso por sus principales rivales políticos y buena parte de la comunidad internacional en base a las encuestas en boca de urna.

El cómputo a las 09.50 hora local (13.50 GMT) daba al candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS) el 49,4 % de los votos, con el 57 % escrutado.

El candidato del partido de Evo Morales figura con cerca del 53 % del sufragio en los sondeos a pie de urna difundidos en la noche del pasado domingo tras la votación.

El expresidente Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana alcanza el 32,5 % de votos en el recuento, mientras que en esas encuestas aparece con un porcentaje similar de alrededor de un 32 %.

El triunfo electoral en Bolivia se logra con el 50 % más uno de los votos, o con un 40 y al menos diez puntos de diferencia con el segundo.

Mientras el conteo transcurre lento, como ha reconocido el propio órgano electoral, Arce ya ha sido reconocido como ganador por Mesa, la presienta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, y muchos países, incluso algunos políticamente distanciados del MAS como el Gobierno de Estados Unidos.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, dijo este pasado lunes que aunque la ley electoral permite que el recuento dure hasta el próximo fin de semana, el objetivo es cerrarlo cuanto antes.

A estos comicios generales estaban llamados unos 7,3 millones de electores y la participación fue cercana al 87 %, una de las más altas de la historia democrática en Bolivia e incluso en el siglo XXI en toda América Latina, según el órgano electoral.

El voto es obligatorio para los electores residentes en el país y voluntario en el exterior, para elegir en este caso a presidente, vicepresidente, senadores y diputados para el periodo 2020-2025.