Hasta cerca del mediodía del domingo, el Comité de Crisis de la Gobernación reportó 22 incendios forestales activos en el departamento de Santa Cruz, de los cuales cinco están en los municipios de Concepción, tres en San Ignacio, cuatro en San Matías, dos en Postrervalle, de estos, uno en el mismo municipio y otro que comparte con Cabezas, uno en San Rafael, que ha sido reactivado, uno en Camiri, uno en San Antonio de Lomerío, uno en Lagunillas, uno en Moro Moro y uno en Vallegrande, mientras que en el de Guarayos ha sido controlado, el de la propiedad Sapocó.

Cinthia Asín, secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación, alertó que entre sábado y domingo han aumentado cinco incendios, situación que significa que nuevamente estamos sometidos a la gente imprudente que los ocasiona. En este sentido, instó a la población a que tenga el cuidado suficiente, porque una quema de basura o del chaco puede originar un incendio.

Afirmó que en este momento no solo se están atendiendo estas emergencias en Concepción y San Ignacio, sino que este fin de semana se trabaja en mitigar el fuego en Postrervalle, que ya ha afectado a casas y chacos, y sobre todo a la economía de los pobladores, que están en lugares de difícil acceso, lo cual complica su control.

Por su parte, Jorge Franco, secretario de Energías, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación, indicó que el domingo al mediodía se trasladaron con cuatro vehículos de dicha Secretaría hacia Postrervalle, específicamente en la comunidad de San Marcos, y posteriormente irán a Lagunilas, donde también están llevando cerca de 1.200 botellas de agua para los bomberos y para proveer a los niños de la zona, ya que se tiene información de que la cañerías que proveen de agua potable se han cortado a causa del fuego, así como también cerca de 600 botellas de energizantes e hidratantes para todos quienes trabajan en primera línea contra el fuego.

En cuanto al apoyo logístico, están llevando un isotanque para recargar agua en los arroyos de los ríos y llenar las mochilas que apagan el fuego, además que en esta activación de la ayuda humanitaria también forman parte los residentes de Postrervalle y Lagunillas, en un esfuerzo conjunto para evitar el fuego ingrese a las viviendas y a las áreas productivas de los pobladores.

Fuente: Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz