Las operaciones del helicóptero Chinook comenzaron este martes en Santa Cruz para aplacar los incendios forestales que afectan a una parte del país y, en ese marco, la presidenta Jeanine Áñez agradeció a Canadá por su colaboración.

«Agradecer al gobierno de Canadá por esta ayuda que nos está brindando, ahora hemos hecho una (primera) operación, me demostraron cómo van a trabajar y me indicaron que al día van a hacer entre tres a cuatro descargas (de agua) dependiendo de la necesidad y también se van a transportar de acuerdo a la necesidad», dijo Áñez.

El Chinook es un helicóptero de doble hélice, bimotor de origen norteamericano, tiene una velocidad máxima de 315 kilómetros por hora y lleva incorporado un Bambi Bucket de 11.500 litros de capacidad.

La aeronave operó en cuatro continentes y, según información del Ministerio de Defensa, en esta gestión realizó labores en Australia, Estados Unidos y Chile.

Arribó a Bolivia gracias a las gestiones del gobierno nacional y a la cooperación del gobierno de Canadá, que alquiló directamente de la empresa Coulson Aircrane Ltda., propietaria de Chinook.

El helicóptero está «con pilotos nuestros como (también) de ellos, que están haciendo el acompañamiento y coordinación, entiendo que ellos van a estar acá por 16 días», agregó la Jefa de Estado.

Se conoce que el helicóptero operará inicialmente en la región de Urubichá, ubicada en la provincia Guarayos.

Según el reporte oficial de incendios forestales, actualizado hasta ayer, un total de 1.828.322 hectáreas de superficie fueron quemadas y 41 incendios todavía se encuentran activos en los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca, Beni y La Paz.