La Asamblea Legislativa, controlada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), inició los ajustes «administrativos» en su reglamento para que los dos tercios de aprobación ya no sean necesarios en asuntos como la designación de embajadores y otros en los que la oposición pueda ejercer tareas de fiscalización.

Estos ajustes se ejecutan durante las últimas horas de vigencia del periodo constitucional que se prorrogó por efecto la crisis de noviembre de 2019 y generaron alertas desde la oposición, cuyos representantes no dudaron en calificar la medida como autoritaria.

Primero fue en la Cámara de Senadores donde se aprobó la modificación al reglamento de debates de manera que se revalide la simple mayoría para decisiones que pasan por ese cuerpo Legislativo.

«Ellos hablan de reconciliación, de reencuentros, de trabajar para todos los bolivianos; ellos no van a trabajar para todos los bolivianos, quizá para un 55% y quizá este 55% que votó por miedo no esté de acuerdo con esos cambios», afirmó la senadora Carmen Guzmán (UD).

El líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, a través de su cuenta en Twitter (@carlosdmesag) escribió: «En una maniobra inaceptable e ilegítima, el MAS cambia el reglamento de Senadores y Diputados, eliminando el requisito de dos tercios para aprobación de decisiones fundamentales».

Mesa remarcó que con esta decisión «continúa el autoritarismo, el abuso y el sometimiento de la Asamblea Legislativa».

El senador del MAS, Efraín Chambi, informó que esas modificaciones tienen el objetivo de agilizar los procedimientos administrativos en la Asamblea Legislativa.

«Las precipitadas aseveraciones de la bancada de Unidad Demócrata (UD) que estaríamos modificando los dos tercios para la designación de altas autoridades como el Fiscal General, los ascensos (en las FFAA) es totalmente falso, evidentemente se está procediendo a la modificación para agilizar, viabilizar trámites para fines administrativos», dijo.

La Resolución Camaral leída la noche de este martes en el Senado señala que esos ajustes «administrativos» tienen que ver con decisiones sobre ascensos en las Fuerzas Armadas y la Policía y la designación de embajadores, además de las reglas propias del debate que requiere de consensos para que éste concluya o se permita la participación de la oposición.

La diputada Shirley Franco indicó que la Cámara de Diputados sesionará mañana para tratar este tema y lamentó que la bancada mayoritaria del Legislativo no haya divulgado adecuadamente esa propuesta para el respectivo debate.

El diputado Víctor Borda (MAS) explicó que la propia Constitución Política del Estado establece que hay normas que requieren de la aprobación de los dos tercios de los asambleístas, así también de normativas que solo se necesita de una simple mayoría.