La Embajada de Bolivia en Argentina, mediante un comunicado, respondió este martes a los dichos del expresidente Evo Morales y garantizó la total independencia e imparcialidad en el proceso electoral.

«Antes, durante y después de la realización del acto electoral (de Bolivia) en territorio argentino, las autoridades diplomáticas y consulares bolivianas mantienen y mantendrán la independencia e imparcialidad que, por mandato de la Ley Electoral, están obligadas a cumplir, y coadyuvarán a su realización exitosa, en el marco del convenio suscrito entre Cancillería y el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia», cita el documento.

Morales, en una reciente charla con sindicalistas argentinos, aseguró que se encuentra preocupado porque -según él-, «algunos cónsules (del gobierno de la actual presidenta Jeanine Añez) están tratando de sabotear las elecciones en Argentina».

Sin embargo, la Embajada le recordó que «a diferencia de lo ocurrido en las dos últimas elecciones generales realizadas en 2014 y 2019, (ahora) Bolivia cuenta con un Tribunal Supremo Electoral (TSE) independiente e imparcial, cuyos miembros fueron designados por la Asamblea Legislativa Plurinacional, controlada en su mayoría por parlamentarios del Movimiento Al Socialismo, partido político (del propio) señor Evo Morales».

En ese sentido, se dejó en claro que el TSE es el responsable de la realización de los comicios tanto en el territorio nacional como en el exterior, y no así el Gobierno nacional, menos las embajadas o los consulados.

Lo único que hace la «Cancillería boliviana, por medio de sus representaciones diplomáticas y oficinas consulares, en el marco del convenio suscrito con el TSE, (es) coadyuvar en la realización exitosa de estas elecciones en el extranjero, incluido el territorio argentino, para que las mismas sean limpias, transparentes y libres de sospecha de fraude, a diferencia de lo sucedido en las últimas elecciones generales del año 2019», remarcó la Embajada.

Además, según el documento, la Embajada y los consulados de Bolivia acreditados en la Argentina, después de 14 años, recién cuentan con funcionarios de carrera diplomática, que «no responden a los intereses de ningún partido político y como funcionarios del Estado Plurinacional defienden los intereses de la patria. Por lo tanto, no actuarán como casas de campaña de ningún partido político».

En la misma línea, el encargado de Negocios de Bolivia en Argentina, Julio Alvarado, en una entrevista con radio Panamericana, enfatizó que los diplomáticos responden a los intereses del Estado y calificó de «desaprensivas» las declaraciones de Morales.

Esas declaraciones han «mellando la dignidad de los funcionarios diplomáticos y consulares que estamos ejerciendo funciones en territorio argentino», lamentó.

Morales no es el único que intenta sembrar dudas en el proceso electoral boliviano, sino también algunos dirigentes afines al MAS, como Orlando Gutiérrez y Andrónico Rodríguez, quienes incluso advirtieron con retomar el poder por la fuerza, ante el mínimo intento de «fraude» en las elecciones, convocadas para el próximo 18 de octubre.

Puede leer el comunicado en: https://www.cancilleria.gob.bo/webmre/comunicado/3998