Los datos diarios de contagios de coronavirus volvieron a empeorar este viernes en Portugal, donde se registraron 1.394 casos nuevos en una jornada, un dato solo superado por el récord de la pandemia, registrado en abril con 1.516 infecciones en un día.

Según los datos divulgados hoy por la Dirección General de Salud (DGS), este viernes se convierte en el segundo peor día de contagios de toda la pandemia, una marca que ya se había alcanzado este jueves, con 1.278 infecciones nuevas.

Sobre la mortalidad, la DGS apuntó que han fallecido 12 personas en el último día, dos más que en la jornada anterior.

En total, desde que comenzó la pandemia se registran 83.928 contagios en Portugal, de los cuales 29.702 son casos que siguen activos y 2.062 decesos.

Es el segundo día consecutivo que Portugal supera la barrera de los mil casos diarios, lo que ha llevado a las autoridades a reaccionar.

Mientras desde el Gobierno apuntan que estudiarán nuevas medidas a partir de la próxima semana -sin adelantar nada sobre de su posible contenido-, el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, ha empezado a dejar recados para las Navidades.

«Si fuese necesario repensar la Navidad en familia, se repiensa. No puede ser con 100 personas en familia. Si es necesario se divide la Navidad», sostuvo a periodistas tras visitar un hospital en Braga, en el norte del país.

«Ninguno de nosotros quiere parar la economía y aumentar el desempleo. Pero es necesario tener consciencia y cumplir las reglas que lleguen a ser implementadas», apuntó.

Unos mensajes que se enmarcan en la insistencia de las autoridades por mantener la distancia e higiene de manos, además de la mascarilla cuando no se pueda mantener distancia en público y siempre en espacios cerrados.

Sobre todo después de que se hayan conocido al menos dos brotes en universidades portuguesas protagonizados por estudiantes Erasmus.

El más grave se ha dado en la Universidad de Oporto, donde hay al menos 41 alumnos de este programa contagiados en «momentos de convivencia y no de actividades lectivas», según los responsables educativos del centro, que subrayan que todos están aislados con síntomas leves o asintomáticos y ninguno está ingresado.

Otros 20 erasmus de la Universidad de Aveiro están infectados tras participar en fiestas.

Portugal está desde el 15 de septiembre en estado de contingencia, con algunas medidas restrictivas para contener los contagios, que se mantendrán hasta el 14 de octubre.

Los establecimientos comerciales no pueden abrir antes de las 10.00 horas y deben cerrar entre las 20.00 y 23.00 horas locales, conforme ordene cada Ayuntamiento.

Además, las reuniones se limitan a un máximo de diez personas, aunque en los centros comerciales y cafeterías a menos de 300 metros de escuelas sólo puede haber cuatro personas por mesa.