La increíble historia de Saybie, quien logró recuperarse a todas las adversidades.

Publicada en Clarín

Es la beba más pequeña del mundo. Nació en San Diego, California, Estados Unidos. Pesó sólo 245 gramos, con 23 semanas de gestación y tres días. Ante todos los pronósticos, sobrevivió. Y después de cinco meses de internación, el milagro se cristalizó: le dieron el alta con un peso de dos kilos. 

Luego de graves complicaciones de salud de la madre, en diciembre los doctores dijeron que había que inducir el parto. Y así fue. Allí nació Saybie, nombre dado por el equipo médico para llamar a esta «beba del milagro».

Saybie pesó 245 gramos al momento de su nacimiento. Le dieron el alta con dos kilos.

Saybie pesó 245 gramos al momento de su nacimiento. Le dieron el alta con dos kilos.

La familia de la pequeña pidió preservar su identidad.

La familia de la pequeña pidió preservar su identidad.

Durante los meses posteriores, los médicos lograron trabajar arduamente para estabilizarla y mantenerla con vida. Así también como para seguir su crecimiento.

Trisha Khaleghi, vicepresidenta ejecutiva y directora ejecutiva del hospital, explicó que en comparación con el nacimiento, Saybie tenía el mismo peso que una “manzana o una cajita de jugo”.

Nació en San Diego, California.

La familia de Saybie desea permanecer en el anonimato, por eso no trascendieron otros detalles de la pequeña. Pero sí se confirmó que se retiró del hospital en muy buenas condiciones de salud y seguirá su recuperación en su casa.

Publicada en Clarín