Estados Unidos Las fuertes tormentas azotan Houston: escuelas cierran por posibles inundaciones

Compartir:
El Servicio Nacional de Meteorología informó que cayeron entre 2,5 y 7,6 centímetros de lluvia entre la noche del jueves y la mañana del viernes.

Publicado en El Clarín

Las escuelas cerraron el viernes alrededor de una zona de Houston (segunda ciudad más poblada del Estado de Texas con 2.300.000 habitantes, y la cuarta de todo Estados Unidos) propensa a inundaciones después de que una tormenta nocturna provocó fuertes precipitaciones en la cuarta ciudad más grande del país, aunque los meteorólogos dijeron que se espera que las subidas de agua retrocedan al amainar las tormentas.

El Servicio Nacional de Meteorología dijo que en la mayoría de las áreas cayeron entre 2,5 y 7,6 centímetros (1 y 3 pulgadas) de lluvia entre la noche del jueves y la mañana del viernes, y otros lugares tuvieron hasta 7,6 y 15 centímetros (3 y 6 pulgadas) de lluvia durante ese mismo periodo. Los meteorólogos dijeron que el área recibiría otra ronda de tormentas la tarde del viernes y la mañana del sábado.

Unos 37.000 clientes de la compañía Center Point se quedaron sin electricidad la mañana del viernes.

Las tormentas azotaron el área de Houston con granizo del tamaño de pelotas de golf e inundaron las calles. Aunque el domo estaba puesto en el estadio Minute Maid Park, algunos seguidores de los Astros de Houston que fueron al partido la noche del jueves quedaron empapados cuando comenzó a gotear el techo.

En los último años, Houston sufrió constantemente por las inundaciones, ya que la ciudad no cuenta con suficiente drenaje y ha experimentado una rápida urbanización que redujo los pantanos.

Muchas áreas golpeadas por lluvias esta semana fueron desalojadas durante el huracán Harvey en 2017, que dejó más de 150.000 casas inundadas en el área de Houston y causó un estimado de 125.000 millones de dólares en daños en Texas.

Jennifer Wilson, propietaria de una casa que recientemente terminó de reconstruir después de Harvey, dijo: «Estoy cansada de estar mojada», según reportó el periódico Houston Chronicle.

La casa de Wilson en Porter, Texas, tenía casi 60 centímetros de agua al interior la tarde del jueves. La familia tardó cuatro meses después de Harvey en reemplazar la alfombra.

Publicado en El Clarín