El gobierno de Estados Unidos autorizó, esta semana, un desembolso de 100.000 dólares para financiar material y herramientas destinadas a la lucha contra los incendios forestales que aún se encuentran activos en varias zonas de territorio boliviano.

El aporte será movilizado desde la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) que canalizará los recursos a través de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), una entidad que brinda asistencia a las personas, entre ellos voluntarios, que luchan contra las llamas.

«El apoyo se entregará (…) para adquirir equipos, insumos y herramientas resistentes al fuego en apoyo de los valientes bolivianos que luchan en primera línea para proteger sus comunidades y preservar la belleza natural de Bolivia», señala un reporte de la embajada estadounidense.

El monto de la donación complementará los 20.000 dólares ya proporcionados por Estados Unidos a FAN en septiembre para combatir los incendios forestales.

En 2019, Estados Unidos proporcionó más de 1,2 millones de dólares para combatir los incendios forestales en Bolivia, incluyendo 2.000 kits de protección personal resistentes al fuego y el apoyo técnico de 14 expertos en extinción de incendios.

«Ya sea apoyando para combatir incendios forestales, protegiendo a las personas de la pandemia COVID-19 o ampliando las oportunidades a través del comercio, Estados Unidos está comprometido a construir una relación respetuosa con Bolivia, arraigada en nuestros valores democráticos compartidos», puntualiza el reporte de la legación diplomática.