El profesor de virología del Hospital Universitario Charite de Berlín, Alemania, Félix Drexler, consideró que ningún país podrá contar con las vacunas suficientes para inmunizar a toda su población contra el COVID-19.

«Ningún país tendrá lo suficiente para vacunar a toda su población», dijo el especialista alemán en una entrevista con la agencia ABI.

Drexler es virólogo y profesor de la prestigiosa Clínica Universitaria Charité de Berlín; también es consejero científico de la Corporación Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ).

Junto a otros expertos de Alemania, el científico llegó al país con el objetivo de capacitar a laboratoristas en la detección, diagnóstico y reacción ante el COVID-19.

Según autoridades del Ministerio de Salud, la vacuna denominada ChAdOx1 nCoV-19, que elabora la Universidad de Oxford del Reino Unido, es la que estaría más avanzada entre otras que se encuentran en desarrollo; llegaría a Bolivia durante los primeros meses de 2021.

Bolivia es un país que es priorizado por la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) y por ello está en ventaja respecto a un acceso oportuno a esas dosis.

Drexler consideró que esa vacuna, una vez llegue a Bolivia, deberá ser suministrada a los grupos vulnerables de la sociedad como son las personas mayores de 65 años, mujeres embarazadas, además quienes tienen enfermedades de base.

Asimismo, consideró que un sector de la sociedad que debería estar en los grupos vulnerables son las personas obesas.

El virus del coronavirus llegó a paralizar la actividad económica, política y social no solo de Bolivia, sino de todo el mundo.

Asimismo, aseguró que si bien una vacuna se desarrolla en unos 15 años para garantizar su efectividad, en este caso varios laboratorios del mundo, al ver los datos alarmantes de esta enfermedad, la desarrollaron en menos de seis meses, un aspecto que coadyuvó con el avance de la tecnología.

«Estamos ahora más cerca de varias vacunas, estoy convencido que habrá vacunas que nos ayuden, al menos, a no enfermarse gravemente», afirmó.

El Gobierno de Bolivia anticipó que una vez adquiridas las vacunas serán suministradas a unas dos millones de personas, los que representa el 20% de la población.

«Yo soy amigo de todas las vacunas, ojalá funcionen, no sabemos si una es mejor que la otra o que la otra, pero de qué va a llegar la vacuna va a llegar», afirmó.

Desde que comenzó la pandemia se han registrado oficialmente 137.706 casos de COVID-19, de los que 30.246 aún son pacientes con el virus activo en su organismo; 99.268 lograron recuperarse de la enfermedad y 8.192 perdieron la vida.