El Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas anunció este lunes que invertirá 187 millones de dólares para incrementar las colocaciones del producto bovino del país suramericano.

El anuncio fue realizado mediante una videoconferencia con la participación del presidente argentino, Alberto Fernández.

«Estamos anunciando algo que para el sector exportador significa el desarrollo total de un círculo virtuoso, que comprende las diferentes etapas que los frigoríficos necesitan para maximizar su potencial e incrementar su producción», señaló el presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, Mario Ravettino.

El consorcio es una entidad integrada por una veintena de frigoríficos, incluyendo los más grandes de Argentina, país que, de acuerdo con los datos más recientes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, es el quinto productor y el cuarto exportador mundial de carne vacuna.

Como parte de la inversión total anunciada este lunes, Frigorífico Rioplatense, una de las empresas integrantes del consorcio, destinará 30 millones de dólares hasta julio de 2022 para la realización de obras de ampliación que permitirán quintuplicar su capacidad de producción diaria de carne vacuna congelada y casi duplicar el monto de exportación.

La compañía destina cerca del 75 % de su producción a mercados internacionales como el chino, que es el principal importador mundial.

Las otras empresas del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas que anunciaron inversiones son ArreBeef, con desembolsos por 41 millones de dólares; Swift, por 27 millones; Frigorífico Gorina, por 25 millones; Marfrig, por 25 millones; Azul Natural Beef, por 20 millones; Friar, por 10 millones; Importadora Exportadora de La Pampa, por 8 millones; y Logros, por 1 millón.

«Debemos favorecer la producción elaborada e industrializada con mano de obra y producción primaria argentina», señaló Alberto Fernández tras el anuncio de estas inversiones.

El mandatario afirmó que estos desembolsos son importantes para Argentina, que atraviesa su tercer año de fuerte recesión económica.

«El sector frigorífico ha logrado pensar un plan de desarrollo industrial de la carne que es tan ambicioso como necesario, en un momento donde el país necesita poner todo su esfuerzo en reconstruirse y desplegar que a lo que se produce en Argentina se le agregue valor y se exporte», destacó el jefe de Estado.

De acuerdo con datos sectoriales, en los primero nueve meses del año Argentina exportó 440.300 toneladas de carne vacuna, con un alza interanual del 15,3 %.

Los ingresos por estos envíos totalizaron en este período los 2.004,2 millones de dólares, con un descenso interanual del 2,1 %.

Las exportaciones han alcanzado entre enero y septiembre un nivel de participación del 28 % sobre el total de producción de carne de Argentina, el más elevado de las últimas décadas.

El complejo de la carne bovina es el cuarto en importancia entre las cadenas exportadoras agroindustriales de Argentina, por detrás de la soja, el maíz y el trigo, con un peso del 7 % en el total de las colocaciones agroindustriales del país suramericano.