Familias piden plasma en busca de esperanza para sus seres queridos afectados por el Coronavirus

Compartir:

Luego de una peregrinación por los hospitales para encontrar espacio para sus familiares afectados por el Covid-19, muchas familias están ahora en búsqueda de donantes de plasma para dar una esperanza de recuperación a sus seres queridos.

Según la información compartida anoche por la gobernación, actualmente hay 1048 personas recuperadas del Covid-19 en Santa Cruz, muchas de ellas podría ser donantes de plasma y se las invita a pasar al banco de sangre.

Personas de 8 familias estuvieron en el programa No Mentirás y contaron lo que han tenido que vivir. Puede ver el video dando clic aquí.

Requisitos para ser donantes según el Ministerio de Salud de Bolivia

-Diagnóstico previo de COVID-19 documentado por una prueba de laboratorio. Es necesario comprobar que el paciente es negativo para coronavirus por PCR y por tanto corrobora que ya no tiene el virus.
-Cumplir con todos los requisitos actuales para ser un donante de aféresis de plasma de acuerdo con regulaciones para la donación de productos sanguíneos.
-Paciente masculino y sin antecedentes de transfusión. En caso de donantes femeninos, sin historia gestacional o abortos previos. 20
-≥18 años de edad al momento de la donación.
-Peso> 50 kg y un buen acceso a las venas son criterios estándar.
-Serología negativa para los virus VHB; VHC; HIV 1-2 y prueba serológica para Sífilis, Chagas, Citomegalovirus y/o cualquier otra enfermedad transmisible, teniendo en cuenta los antecedentes epidemiológicos del candidato.
-Resolución completa de los síntomas al menos 14 días antes de la donación, y disponer de 2 pruebas de PCR negativas en un intervalo de 24 y 48 horas.
-Anticuerpos anti-SARS-CoV-2 detectables en sangre periférica, prueba cuantitativa obligatoria mayor que 1: 320 como recomendable.
-Recomendable detectar anticuerpos anti HLA.
-Al menos una semana desde el último uso de glucocorticoides.

Puede leer el protocolo de obtención y uso del plasma hiperinmune dando clic aquí.

Lo que dice la organización Panamericana de la Salud

La inmunización pasiva se ha utilizado para la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades infecciosas humanas desde el siglo pasado. El plasma inmune obtenido de personas curadas o recuperadas fue el tratamiento de elección en casos de fiebre hemorrágica argentina. Además, fue utilizado en los brotes de ébola en África, y los brotes de SARS y MERS donde se pusieron en práctica protocolos de tratamiento similares, considerando que en el momento no existían otras alternativas terapéuticas.

A la fecha, la experiencia con el uso de plasma de convalecientes para tratamiento de la COVID-19 es limitada pero los resultados preliminares indican una potencial utilidad. Diversos estudios clínicos controlados se encuentran en marcha, lo que permitirá recolectar mayor evidencia científica de calidad para confirmar la eficacia y seguridad de esta intervención.

En este escenario, las recomendaciones prevén su uso bajo condiciones experimentales en el marco de la regulación de cada país. Por otro lado, se plantea el reto de la recolección, procesamiento y distribución de plasma de pacientes convalecientes en amplia escala para responder a las eventuales necesidades clínicas.

Puede leer el documento completo dando clic aquí.

 

Deja un comentario