El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, señaló este martes que si la vacuna de Pfizer para el coronavirus demuestra ser eficaz y segura, espera que la vacunación en su país pueda comenzar a comienzos del año próximo y sin tener que pagar.

«Si están validadas, tendremos las primeras vacunas a comienzos de año», explicó en una entrevista al canal BFMTV Véran, que dijo que confía en que Pfizer y su socio BioNtech transmitan la totalidad de los datos de la experimentación «de aquí a tres semanas» a las agencias sanitarias que tendrán que examinarlas.

También recordó que la Comisión Europea ya ha hecho un preencargo del que a Francia le corresponderían el equivalente de unos 30 millones de dosis y que la administración de las vacunas será gratuita, como también lo están siendo las pruebas de detección de la covid.

El ministro no quiso dar fechas para la reapertura de los comercios y se negó a especular sobre las informaciones de algunos medios de comunicación que señalan que el Gobierno trabaja con la hipótesis de que los bares y restaurantes tengan que seguir cerrados hasta mediados de enero.

En Francia se aplica un confinamiento domiciliario desde el 30 de octubre que debía durar al menos hasta el 1 de diciembre, pero el Ejecutivo ya ha advertido de que habrá restricciones que continuarán, y así por ejemplo habrá que seguir utilizando justificantes para desplazarse y los bares y restaurantes habrán de seguir cerrados.