El director general de Migración, Marcel Rivas, afirmó que los 21 ciudadanos mexicanos, implicados en el caso de «fraude electoral» de octubre de 2019, llegaron al país días previos a esos comicios.

«Precisamente llegaron estos ciudadanos para el proceso electoral, vinieron días antes, hicieron su trabajo y después huyeron del país rumbo a México», precisó la autoridad.

Expresó que esos extranjeros tenían vinculación con muchos ciudadanos bolivianos.

«Es evidente que existió un flujo bastante irregular de estos ciudadanos mexicanos y los tenemos plenamente identificados», puntualizó.

A su juicio, las autoridades competentes deben requerir la presencia de los ciudadanos mexicanos para que presten sus declaraciones informativas en la investigación del caso.

Aseguró que, oportunamente, se remitió toda la información requerida para la investigación.

Rivas advirtió que, automáticamente, se activará la «alerta migratoria» en el hipotético caso de que los extranjeros intenten ingresar nuevamente al país.