Google y YouTube pagarán una suma récord de $170 millones de dólares por presuntas infracciones a la Ley de Privacidad Infantil

Compartir:
Google LLC y su subsidiaria YouTube, LLC pagarán una suma récord de $170 millones de dólares para resolver las alegaciones presentadas por la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) y por el Fiscal General de Nueva York que indican que el servicio para compartir videos de YouTube recolectó ilegalmente información personal de niños sin el debido consentimiento de sus padres.

El acuerdo resolutorio establece que Google y YouTube deben pagarle $136 millones de dólares a la FTC y $34 millones a Nueva York por la presunta infracción de la Regla de la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA). La multa de $136 millones de dólares constituye por lejos el mayor monto jamás obtenido por la FTC en un caso COPPA desde 1998, año en que el Congreso promulgó la ley.

En una demanda entablada contra las compañías, la FTC y el Fiscal General de Nueva York alegan que YouTube infringió la Regla COPPA recolectando información personal—por medio de identificadores persistentes que se utilizan para rastrear a los usuarios a través de internet—de espectadores de canales dirigidos a niños, sin notificar previamente a los padres y obtener su debido consentimiento. Según se indica en la demanda, YouTube ganó millones de dólares utilizando los identificadores, conocidos comúnmente como cookies, para difundir anuncios dirigidos a los espectadores de estos canales.

La Regla COPPA establece que los sitios web y servicios en línea dirigidos al público infantil deben notificar sus prácticas de manejo de la información y obtener el consentimiento paterno antes de recolectar información personal de niños menores de 13 años, lo cual incluye informar el uso de identificadores persistentes para rastrear los hábitos de navegación de un usuario para enviarle publicidad dirigida. Además, otras terceras partes, como las redes de anunciantes, también están sujetas a la Regla COPPA cuando tienen conocimiento cabal de que están recolectando directamente información personal de usuarios de sitios web y servicios en línea dirigidos a los niños.   

El Presidente de la FTC, Comisión Federal de Comercio, Joe Simons, dijo al respecto: «YouTube pregonó su popularidad entre los niños ante potenciales clientes corporativos. Pero a la hora de cumplir las disposiciones de la Regla COPPA, la compañía se negó a reconocer que partes de su plataforma estaban claramente dirigidas a los niños. No hay ninguna excusa que justifique las infracciones de la ley por parte de YouTube”.

La plataforma de YouTube permite que los titulares de una cuenta de Google, incluyendo las grandes entidades comerciales, creen “canales” para exhibir sus contenidos. De acuerdo a los términos de la demanda, los propietarios de los canales elegibles pueden optar por monetizar su canal permitiendo que YouTube difunda anuncios dirigidos en base a comportamientos, lo cual genera ganancias tanto para los dueños de los canales como para YouTube.

En la demanda, la FTC y el Fiscal General de Nueva York alegan que aunque YouTube manifestó que era un sitio para el público general, algunos canales individuales de YouTube—como aquellos operados por compañías de juguetes—están dirigidos a los niños y por lo tanto, deben cumplir las disposiciones de la Regla COPPA.

Pronto vienen cambios en el contenido en YouTube para ninos: Los creadores tendran que decirle a YouTube si el contenido de sus videos es dirigido a ninos. No pueden hacer rastreo para enviar anuncios (sin el consentimiento paterno). Los ninos no pueden publicar comentarios (sin consentimiento paterno).

En la demanda se indica que los demandados sabían que la plataforma de YouTube tenía numerosos canales dirigidos al público infantil. YouTube se presentó comercialmente como un destino de primer nivel para los niños ante fabricantes de productos y marcas populares entre los niños. Por ejemplo, Google y YouTube le dijeron a Mattel, fabricante de los juguetes Barbie y Monster High, que “en la actualidad, YouTube es líder en términos de llegada a niños de entre 6 y 11 años en comparación con los «canales de TV» y también le dijeron a Hasbro, que fabrica los productos My Little Pony y Play-Doh, que YouTube es el “el principal sitio web visitado regularmente por los niños”.

Varios propietarios de canales le dijeron a YouTube y Google que el contenido de sus canales estaba dirigido a los niños, y en otras instancias, el propio sistema de calificación de contenidos de YouTube identificó los contenidos como dirigidos al público infantil. Asimismo, de acuerdo a lo que se señala en la demanda, YouTube revisó manualmente los contenidos de su plataforma de YouTube para presentarlos en su aplicación YouTube Kids. A pesar de estar en conocimiento de que estos canales de la plataforma de YouTube estaban dirigidos a los niños, YouTube difundió anuncios publicitarios dirigidos en esos mismos canales. De acuerdo a los términos de la demanda, incluso le dijo a una compañía publicitaria que no tenía usuarios menores de 13 años en su plataforma y, que por lo tanto, no era necesario que los canales de su plataforma cumplieran las disposiciones de la Regla COPPA.

Acuerdo con la FTC

Además de la multa monetaria, el acuerdo propuesto les exige a Google y YouTube el desarrollo, implementación y mantenimiento de un sistema que les permita a los dueños de los canales la identificación de su contenido dirigido a los niños en la plataforma de YouTube para que YouTube pueda garantizar su cumplimiento de la Regla COPPA. Además, las compañías deben notificar a los dueños de los canales que sus contenidos dirigidos a los niños deben estar sujetos a las obligaciones dispuestas por la Regla COPPA y también deben ofrecer una capacitación anual sobre el cumplimiento de COPPA a los empleados que tratan con los dueños de canales de YouTube.

El acuerdo también les prohíbe a Google y YouTube infringir la Regla COPPA, y les exige que notifiquen sus prácticas de recolección de datos y obtengan el consentimiento verificable de los padres antes de recolectar información personal de niños.

La Comisión votó 3 a 2 para autorizar la presentación de la demanda y la orden acordada de carácter final. El Chairman Simons y la Comisionada Christine S. Wilson emitieron una declaración conjunta sobre este asunto, y los Comisionados Noah Joshua PhillipsRohit Chopra y Rebecca Kelly Slaughter emitieron declaraciones por separado.

La demanda y propuesta de decreto acordado se presentaron ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Columbia. NOTA: La Comisión autoriza la presentación de una demanda cuando existe una “razón para creer” que la ley ha sido o está siendo violada y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. Los decretos acordados adquieren fuerza de ley cuando son aprobados y firmados por el juez de la Corte de Distrito.

La FTC desea agradecer a la coalición de grupos de consumidores representados por el Institute for Public Representation de la Universidad Georgetown que presentó una petición brindando valiosa información sobre este asunto.

Con información de ftc.gov