Guerra en el Vaticano: Benedicto XVI exige que se borre su nombre del libro en el que se defiende el celibato de los sacerdotes

Compartir:

El Papa Francisco arremete contra los sacerdotes «esquizofrénicos» que dicen una cosa y hacen la otra y les llama «hipócritas»

El Papa Francisco y el Papa emérito Benedicto XVI se saludan en una...
El Papa Francisco y el Papa emérito Benedicto XVI se saludan en una foto de archivo de 2014. MAURIZIO BRAMBATTI EFE

Benedicto XVI asegura que nunca dio el visto bueno a la publicación del libro escrito junto con el cardenal Robert Sarahen el que se defiende el celibato, según filtraron a algunos medios fuentes cercanas al papa emérito, a lo que el purpurado respondió publicando las cartas que según él lo autorizaban. Es más, a mediodía del martes, el Papa emérito ha exigido que se borre su nombre del volumen.

Una auténtica guerra interna se ha desencadenado en el Vaticano la noche del lunes cuando algunos medios, entre ellos el Corriere della Sera, han publicado una versión filtrada por una persona que no ha querido identificarse y que se ha definido como cercana al pontífice emérito, según la cual «Benedicto XVI no ha escrito el libro a cuatro manos con el cardenal Sarah» sino que se trata «de una operación editorial mediática, de la que Benedicto no quiere formar parte y es totalmente ajeno».

La misma fuente anónima explica que el papa emérito «sólo puso a disposición de Sarah un texto sobre el sacerdocio que estaba escribiendo» y que «no sabía nada de la portada de un libro, ni la había aprobado».

Estas declaraciones del supuesto entorno de Ratzinger provocaron una dura reacción del cardenal prefecto del Culto Divino, que aseguró en Twitter que acusarle de mentir eran «difamaciones de una gravedad extrema».

«Esta noche doy las pruebas de mi estrecha colaboración con Benedicto XVI para escribir este texto a favor del celibato. Hablaré mañana si es necesario», añadió Sarah, que publicó las fotos de tres cartas que le envió Benedicto.

En las misivas se corrobora que Benedicto XVI envió un texto sobre el sacerdocio y que lo autorizaba a publicarlo «de la manera que tenía previsto», pero no especifica en ningún momento si se trata de un libro donde además aparece una introducción y una conclusión firmada por ambos.

FRANCISCO, CONTRA LOS SACERDOTES «ESQUIZOFRÉNICOS»

Por su parte, el Papa Francisco ha arremetido contra los sacerdotes «esquizofrénicos» que dicen una cosa y hacen la otra porque son «incoherentes», como los escribas a los que Jesús en el Evangelio les reprocha que han caído en la «esquizofrenia pastoral».

«La palabra que Jesús usa para calificar esta incoherencia, esta esquizofrenia, es hipocresía. ¡Es un rosario de calificaciones! Tomemos el capítulo veintitrés de San Mateo; muchas veces dice: «hipócritas por esto, hipócritas por esto, hipócritas…». Jesús los califica como hipócritas», ha señalado el Papa durante la homilía de este martes en la casa de Santa Marta.

El Pontífice ha evidenciado que la hipocresía es «el modo de actuar de quienes tienen responsabilidad sobre las personas» en el caso de los sacerdotes, según ha especificado, «responsabilidad pastoral», pero «no son coherentes» y por tanto ni son «señores», ni tienen «autoridad».

Así, el obispo de Roma considera que el pueblo de Dios es «manso» y «tolerante» porque «tolera a tantos pastores hipócritas, a tantos pastores esquizofrénicos que dicen y no hacen, sin coherencia».

De este modo, el Papa ha criticado «la esquizofrenia pastoral» de los sacerdotes que «dicen una cosa y hacen otra». También ha comentado que sucede en varios episodios del Evangelio que el Papa menciona a veces cómo Jesús reacciona «acorralándolos», a veces «no dándoles ninguna respuesta» y otras veces, «calificándolos» como hipócritas.

Por otro lado, también ha denunciado que la incoherencia cristiana es un «escándalo» al tiempo que ha llamado a todos los bautizados a tener «autoridad», que no consiste en «mandar y hacerse oír», sino en «ser coherente, en ser testigo y, por ello, ser compañeros de camino del Señor«.

RUMORES SOBRE UNA POSIBLE MANIPULACIÓN DE RATZINGER

La bomba cayó este domingo en el Vaticano cayó cuando se anunció la publicación de un libro firmado por Benedicto XVI y Sarah, uno de los principales líderes de la facción conservadora que critica cada movimiento de Francisco, en el que se defendía el celibato ante la decisión que tendrá que tomar el papa argentino sobre la propuesta de ordenar a hombres casados surgida del Sínodo sobre la Amazonía.

El volumen, publicado en francés por Fayard y titulado Desde lo más profundo de nuestros corazones (Des profondeurs de nos coeurs), llegará a las librerías el miércoles, mientras el Papa termina su exhortación apostólica tras el Sínodo del Amazonas, lo que para muchos es un movimiento de presión a Francisco.

Surgen así de nuevo los rumores que apuntan a que Ratzinger, de 92 años y que desde hace años se limita a breves apariciones grabadas o fotografiadas por algún periodista o amigo que lo ha ido a visitar y en las que casi nunca realiza declaraciones y se observa que habla con gran dificultad, podría estar siendo manipulado por el área más conservadora de la Iglesia, enfrentada a Francisco.

Pero también se plantea el evidente problema de definir la institución del Papa emérito y de cómo y dónde se tienen que publicar sus escritos.

Los medios oficiales del Vaticano se han limitado a asegurar que en el libro «los autores entran con sus intervenciones en el debate sobre el celibato y sobre la posibilidad de ordenar sacerdotes a hombres casados» y que Ratzinger y Sarah se definen como dos obispos en «obediencia filial al papa Francisco», según un artículo del director editorial, Andrea Tornielli.

Por su parte, el director de la oficina de prensa, Matteo Bruni, ha dicho que el Papa Francisco siempre se ha opuesto a eliminar el celibato, pero no ha dicho ni una sola palabra sobre si Ratzinger estuvo de acuerdo sobre la publicación de este volumen.

Extraída de El Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *