Para frenar la ola de acosos y abusos, la productora del filme pone un “mediador de intimidad” para los momentos en que el actor deba actuar “situaciones difíciles” junto a Ana de Armas.

Publicada en Clarín

El rodaje de la nueva película de la saga del agente secreto más famoso, no para de generar noticias. Hace poco más de una semana, se supo que Daniel Craig se lesionó y tuvo que abandonar el set de Bond 25:  «Estaba corriendo cuando resbaló y cayó. Tenía mucho dolor y se quejaba», aseguró una fuente a The Sun. 

Daniel Craig, como James Bond.

Ahora, la sorpresa viene por el lado de una polémica decisión de la productora: tener un «coordinador de intimidad» para las escenas de sexo.

En la era del Me Too, cuando tantas denuncias destapan el sufrimiento de decenas de víctimas y un sometimiento escondido por años en la industria, la carrera de cientos de cineastas, actores y productores se pone en jaque. Y las empresas vinculadas quieren frenar la ola de acoso y abuso y quedar desligadas del problema. Claro, la estrategia parece ser extraña.

Daniel Craig en la premiere de la anterior película, "Spectre". (AP).

Daniel Craig en la premiere de la anterior película, «Spectre». (AP).

Según dispone la productora del filme, Daniel Craig y Ana de Armas dispondrán de «un coordinador de intimidad para asegurarse de que se sientan cómodos con escenas de sexo»..

Los productores «hacen todo lo posible» para asegurarse de que el actor, de 51 años, y su nueva chica Bond, de 31 años, estén «cómodos», contó una fuente de la productora dijo al diario The Sun. 

«Todo ha cambiado y vamos a hacer todo lo posible para asegurarnos de que todas las estrellas reciban el apoyo que necesitan en el set, incluso durante algunas de las escenas de sexo más atrevidas», agrega la fuente anónima a ese medio.

El rodaje de James Bond. (AP).

El rodaje de James Bond. (AP).

Cómo funcionará ese coordinador de intimidad: estará en el set durante esas escenas subidas de tono, fiscalizando que lo pautado se cumpla. Ya está trabajando con Daniel Craig y Ana de Armas para ejecutar el guion. «Es realmente un progreso y es un paso en la dirección correcta, no solo para Bond sino para la industria en general», comentan desde la producción. Otros piensan distinto: ¿Llegar a ese límite no es desconfiar de los actores a los que se convoca? ¿Es necesario ir a tal extremo o no alcanza con pautar entre los protagonistas de una escena?

El debate es más grande y toca a la Argentina: ¿Y si eso empieza a implementarse en la TV y el cine argentino? ¿Hubiera evitado casos como el de Calu Rivero, que abandonó la novela Dulce amor, tras las acusaciones a Juan Darthés?

James 25 (título provisorio) se estrenará el 8 de abril de 2020.

Para los que no conocen a Ana de Armas: es cubana, nació en 1988, y espera hacer historia como una de las chicas Bond en la entrega número 25 de la saga del agente 007. “Estoy emocionada y orgullosa de formar parte de esto”, dijo en la presentación de la película, en Jamaica. 

El rodaje de este nuevo Bond comenzó con «ruido». En agosto del año pasado, el director de cine Danny Boyle decidió abandonar la dirección por “diferencias creativas” con sus productores. El anuncio que llegó cinco meses después de que él mismo afirmara que ya estaba trabajando en el nuevo guión.

Publicada en Clarín