El exministro de Defensa del gobierno de Evo Morales, Javier Zavaleta, informó la noche de este jueves que dejó la Embajada de México en La Paz, tras que la justicia dejara sin efecto la orden de aprehensión que pesaban en su contra.

La exautoridad, quien permaneció 12 meses asilado en la residencia de la embajada mexicana, dijo que asumirá su defensa en libertad y desde su hogar ante las denuncias instauradas en su contra.

«He tomado la decisión de dejar la residencia (de la embajada de México) y empezaré mi defensa en libertad y desde mi hogar», detalló Zavaleta en una entrevista en el programa No Mentiras de PAT.

La exautoridad comentó que, luego de casi un año de estar en la residencia, fue como recuperar la libertad. «Es algo indescriptible, no solamente por el contacto que tienes con otras personas, por el hecho de andar en la calle (…) sino fundamentalmente por poder ver a tu familia en libertad. Esto ha permitido más tranquilidad».

Contó que lo ocurrido con las siete exautoridades asiladas políticas, con todo el «acoso de la Policía», no es nada en comparación del dolor por pérdida de vidas humanas y de las personas que aún siguen detenidas en varios penales de Bolivia, por los hechos de noviembre 2019.

La noche del domingo se conoció que la justicia paceña dejó sin efecto su orden de aprehensión, ante ello Zavaleta afirmó que se defenderá en libertad, fuera de su asilo, de las acusaciones en su contra, que supuestamente son «falaces y sin asidero».

El exministro, junto a otras exautoridades del gobierno de Evo Morales, es procesado por una serie de delitos registrados durante el conflicto postelectoral de 2019, como terrorismo, sedición, financiamiento al terrorismo e instigación a delinquir.