En el Día Mundial de la Diabetes, la Federación Internacional de Diabetes (FID) hizo un llamado a que más personal de enfermería se capacite para ayudar a las personas que viven con diabetes a entender y manejar su afección.

Actualmente, se calcula que más de 460 millones de personas viven con diabetes en el mundo, una cifra que puede llegar a 578 millones en 2030. Solamente el año pasado, la enfermedad fue la responsable de 4,2 millones de muertes y por lo menos USD 760.000 millones en gastos de salud, que equivalen al 10 % de los gastos totales de atención médica en el mundo. El impacto de la diabetes ha cobrado mayor relevancia este año, al encontrarse que la mitad de las personas diagnosticadas con COVID-19 en algunas regiones viven con la enfermedad.

El personal de enfermería desempeña un papel crucial en los esfuerzos por ayudar a las personas con diabetes a que entiendan y manejen su afección y en atacar los factores de riesgo de diabetes tipo 2 entre las personas más susceptibles de adquirirla. Debido a que la prevalencia de la diabetes continúa creciendo en todo el mundo, se necesita más personal capacitado para ayudar a las personas afectadas a evitar las complicaciones que pueden cambiar sus vidas, tales como infartos, derrames, pérdida de la visión, enfermedad renal y amputación de extremidades inferiores, y para promover hábitos para un estilo de vida más saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de un déficit mundial de 5,9 millones de profesionales de la enfermería y ha indicado que los graduados de esta profesión deberán aumentar a una tasa del 8 % anual para superar el déficit en 2030.

La FID está instando a los gobiernos nacionales a responder y reclutar suficiente personal de enfermería para ayudar a atender a cada vez más personas que viven con diabetes y a priorizar el papel que desempeña la enfermería mediante inversiones en el desarrollo de esta profesión.

Al referirse al déficit actual, el presidente de la FID, profesor Andrew Boulton, manifestó: «El personal de enfermería es esencial en la atención médica en todo mundo y desempeña un papel fundamental en la lucha global contra la diabetes. Lamentablemente, no hay suficientes para todos. Invertir ahora en la enfermería para evitar costos futuros es un mensaje difícil de recibir para quienes manejan los presupuestos de la salud. Con demasiada frecuencia, los responsables de la toma de decisiones en el sector salud posponen el problema hasta el momento en que ya no tendrán que rendir cuentas por las consecuencias. Es un enfoque de economizar ahora para pagar luego que está condenado al fracaso. Sin embargo, la realidad es que los gobiernos de hoy ya están pagando por los desaciertos de sus predecesores. La marea de la diabetes está subiendo rápidamente y es necesario tomar medidas. Los gobiernos deben reclutar y equipar personal capacitado adecuadamente para apoyar a cada vez más personas que viven con diabetes. El personal de enfermería es fundamental para ofrecer un tratamiento efectivo de la diabetes, apoyar su manejo continuo y prevenir las complicaciones de la enfermedad. Ellos marcan la diferencia».

Judith Méndez, enfermera registrada, licenciada en ciencias de la enfermería, es oriunda de Belice, donde aproximadamente el 20 % de la población tiene diabetes. Judith, quien también tiene diabetes, señaló: «El papel de la enfermera es muy importante en Belice y en países de tamaño y desarrollo económico similares. Los recursos disponibles para la atención de la diabetes no son suficientes para satisfacer la urgente necesidad de mayores conocimiento, prevención, educación y apoyo en relación con la diabetes».

«En la mayoría de los casos, a las personas con un diagnóstico de diabetes tipo 2 simplemente se les dice que tomen pastillas y cuiden su dieta. Esto equivale a utilizar una compresa para solucionar una crisis, y es algo que, sencillamente, no va a funcionar. Al personal de enfermería generalmente se le requiere para ofrecer más que atención médica. Con frecuencia, las personas confían más en los enfermeros y las enfermeras que en otros profesionales de la salud. Nosotros escuchamos y brindamos un refugio en el que las personas que viven con diabetes pueden encontrar el apoyo que necesitan. El aumento en el número de personas con diabetes está llevando a muchos sistemas de salud a un punto de inflexión. Los gobiernos deben invertir en los profesionales de la enfermería ahora para ayudar a mejorar la educación de la población y aliviar la presión».

Para celebrar el Día Mundial de la Diabetes 2020, la FID alentó al personal de enfermería y a otros profesionales de la salud a mejorar su comprensión de la atención de la diabetes mediante el ofrecimiento de acceso gratuito a su curso en línea de la IDF School of Diabetes (Escuela de la Diabetes de la FID) sobre el papel que desempeña la persona encargada de educar sobre la diabetes. Con la certificación del Consejo Europeo de Acreditación para la Educación Médica Continuada (EACCME), la IDF School of Diabetes es una plataforma digital que ofrece educación de alta calidad, basada en evidencias para los profesionales de la salud. Al completar el curso, los alumnos obtendrán un crédito EACCME y un certificado.

Hechos y cifras sobre la diabetes:

  • 463 millones de adultos (1 en 11) vivían con diabetes en 2019
  • Se prevé que la cantidad de personas que viven con diabetes aumente a 578 millones en 2030
  • Uno de cada 2 adultos con diabetes no ha sido diagnosticado (232 millones). La mayoría tiene diabetes tipo 2
  • Más de tres cuartos de las personas con diabetes viven en países de ingresos bajos y medios
  • Dos tercios de las personas con diabetes viven en áreas urbanas y tres cuartos están en edad de trabajar
  • Un quinto de las personas con diabetes (136 millones) tienen más de 65 años
  • Dependiendo de la región del mundo, hasta el 50 % de los diagnósticos de COVID-19 se hicieron en personas que viven con diabetes
  • La diabetes causó 4,2 millones de muertes en 2019
  • La diabetes fue responsable de al menos USD 760 millones en gastos de salud en 2019, que equivalen al 10 % del gasto mundial total en atención médica

Fuente: Federación Internacional de Diabetes