¿Todavía recuerdas ese primer amor?

Era una mañana cálida, el sol brillaba, el cielo estaba completamente azul, y una suave brisa hacía que la temperatura sea perfecta.

Laura se levantó temprano aquel día, una sonrisa ilumina su rostro al ver el sol pasar a través de las cortinas de su cuarto. Se vistió rápidamente para ir a trabajar. Le encantaba su trabajo, había soñado con ese lugar desde niña y ser parte de la empresa era casi un sueño hecho realidad.

Llegó con la alegría que la caracteriza, saludo a todos y se preparaba a iniciar el día cuando sus ojos se encontraron con los ojos de Alejandro. ¿Qué le pasaba? De pronto el mundo se detuvo, sintió algo extraño en su estómago, ¿serían las famosas mariposas de las que tanto hablan? Rápidamente intentó mirar a otro lugar con la esperanza de que nadie se hubiera dado cuenta de aquel extraño momento. Afortunadamente Lorena apareció para hablarle de algún tema que ya no recuerda pero que fue lo suficientemente oportuno para alejarla de la situación.   Mientras charlaban volcó a dar una mirada a ese ser que le había causado tan extrañas emociones, y nuevamente sus miradas se encontraron lo que hizo que ella vuelque rápidamente a continuar la conversación. Lorena le preguntó si estaba bien, que se la veía rara. Ella le pidió no preguntar y le propuso irse juntas al final del día para conversar.

El día siguió su curso, y al finalizar la jornada, Laura y Lorena se preparaban para irse, cuando Alejandro se acercó a saludarlas, Lorena miraba fascinada lo que sucedía entre sus amigos. ¿será que por fin Laura se enamoraría por primera vez? La química era impresionante.  Luego de unos minutos ellas se fueron y en el vehículo conversaron sobre las mariposas y la química.

Esa noche, Laura pensaba en Alejandro, cuando de pronto su teléfono sonó y era él.  Lorena le dio el número. Conversaron hasta las 3 de la mañana.

A partir de ese momento se hicieron inseparables, él la acompañaba a diferentes lugares, intercambiaban miradas al trabajar y tenían largas conversaciones telefónicas al finalizar el día.

Un día él fue a hacer unas impresiones en casa de Laura, y al terminar salieron a caminar por la zona.

Una caminata al atardecer cerro con un tierno beso, era un momento mágico, imposible que sea más perfecto que eso.

Los días pasaron y Laura se enamoró por primera vez. Alejandro cuidaba siempre cada detalle haciendo que la relación pareciera tomada de un cuento de hadas. Todo era perfecto.

Una noche salieron a caminar juntos hasta llegar a una plaza donde él le contó que tenía otra relación. Que era una relación de muchos años y que ya no la quería, pero no sabía cómo terminar. A la persona que realmente amaba era a ella, que por favor lo perdone y le dé tiempo para dejar a la otra persona.

Laura estaba viviendo su primera decepción amorosa y no pudo ocultarla, se le cayeron algunas lágrimas que se apuró a limpiar. Angustiado por verla así le prometió que terminaría la relación de inmediato, le dijo que él jamás había querido lastimarla y que la amaba con todo el corazón.

Una noche Laura visitaba a su amiga Ana y al irse vio a su amado entrando a un hotel con la que supuestamente era la ex. De esa forma, entre mentiras y promesas incumplidas, Laura sin quererlo se convirtió en la otra.

Laura molesta salió con sus amigas y esa noche decidió que, a pesar de amarlo con todo el corazón, ella no merecía ser tratada de esa forma.

Al día siguiente preparó todo lo que tenía sobre él y lo dejo listo en una caja. Esa noche salió decidida a hacerlo pagar. Sus labios se encontraron con los de Christian quien le dio un beso apasionado como nunca había sentido. Su noche no terminó allí, se fue al bar donde sabía que encontraría a Alejandro y lo beso con la pasión que Christian le enseñó. Alejandro pensó ser perdonado, ella solo se estaba despidiendo.

Al amanecer del día siguiente, el recibió la caja con todo lo que Laura tenia de él. Con eso Laura dio por terminado el capítulo de Alejandro y se alejó completamente de él.  

Es fácil criticar cuando uno es espectador. Laura fue duramente criticada y señalada por haber sido la otra. Lo que la gente no sabía es que Laura también fue víctima de un engaño y que, al ser su primer gran amor, le tomó mucho tiempo recuperarse de esa experiencia que la hizo desconfiada y fría en sus relaciones futuras.

¿Alguna vez te toco vivir algo similar? No dudes en dejar tus comentarios en esta publicación. Será un placer responderte.

Cariños,

Veronica.