Para Cecilia Moyoviri llegar al Parlamento boliviano ha sido «una lucha», hasta convertirse en la primera mujer senadora indígena de la región del Beni, y ahora tiene la convicción de hacer escuchar la «voz» de las mujeres indígenas del lado amazónico para hacer prevalecer su identidad y su territorio.

Moyoviri es senadora electa por la alianza Comunidad Ciudadana (CC) por los próximos cinco años, de origen mojeño-trinitario nacida dentro del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), una reserva natural donde viven unos 14.000 indígenas de las etnias trinitaria-mojeña, yuracaré y chimán en comunidades dispersas.

«Esto no es regalo, esto es lucha de los pueblos indígenas y ahora hemos llegado aquí porque siempre hemos pedido igualdad», dijo a Efe Moyoviri.

La senadora nació en la comunidad San Lorenzo de Moxos, se dedicaba a la artesanía, participó en varias marchas indígenas defendiendo ese territorio y en 2017 llegó a ser vicepresidenta de la subcentral Tipnis.

Uno de sus principales objetivos en este puesto es defender el medio ambiente y los territorios indígenas.

A punto de cumplir 50 años, Moyoviri asume con «orgullo» el cargo de senadora y de representar a su departamento con la fiel convicción de hacer escuchar la voz de las mujeres indígenas, a quienes señala que fueron las que la «animaron» para presentarse a estas elecciones.

«Tenemos que visibilizar a las mujeres indígenas con nuestro propio idioma, identidad, mis hermanas indígenas están muy contentas porque este es nuestro logro que hemos tenido, (después) de tantas luchas», sostuvo.

Entre los principales retos de la senadora está «hacer respetar» los lugares sagrados ancestrales, el territorio, la naturaleza, el idioma y la cultura de los pueblos indígenas y trabajar por la igualdad.

Moyoviri recibió esta pasado martes en La Paz su credencial junto a los demás diputados y senadores electos, vestida de tipoy blanco con naranja, símbolo de pueblos originarios, y fue aplaudida por la concurrencia.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, destacó que el Parlamento boliviano tiene el 51,9 por ciento de mujeres y el país se mantiene como uno con mayor presencia femenina en su Legislativo.

Romero destacó además la presencia de muchos parlamentarios jóvenes y de la diversidad cultural y étnica de Bolivia, pues siete circunscripciones electorales representan a comunidades indígenas en el Parlamento.

En 2011, el entonces presidente Evo Morales buscó avanzar un proyecto para construir una carretera que partía en dos la reserva natural del Tipnis, sin consultar a los indígenas que la habitan, como mandan normas internacionales.

Los indígenas recorrieron alrededor de 600 kilómetros desde Trinidad en la región amazónica Beni hasta La Paz, sede del Gobierno boliviano, para hacer conocer su rechazo a ese proyecto, sufriendo de por medio una brutal represión policial por la que Morales fue muy criticado.