La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que es muy pronto para entender las consecuencias de la nueva variante del coronavirus en visones criados en Dinamarca, pero afirmó que por el momento no hay evidencia de que tenga impacto en la transmisibilidad o severidad del virus.

“Es demasiado pronto para sacar conclusiones sobre las implicaciones que tiene esta mutación específica, sea para la transmisión, la severidad o para la respuesta inmunitaria y la potencial eficacia de una vacuna”, dijo hoy la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

Sin embargo, aseguró que la evidencia científica reunida hasta el momento no muestra que la variante que parece provenir de los visones tenga un comportamiento diferente al virus SARS-CoV-2 que está circulando en el mundo.